Novedades de Bibliópolis para el último tercio de 2005

La semana pasada Bibliópolis anunció cuáles van a ser las novedades de su colección fantástica para el último cuatrimestre de 2005. Se facilita, como es costumbre, un atractivo sistema de suscripciones que, por lo que he comprobado, funciona a pedir de boca. Si encontráis al menos tres títulos interesantes, os animo a utilizarlo. Salen por 15 euros cada uno, lo recibís en vuestra casita y apoyáis a una editorial con una línea editorial notable que está apostando por buenos autores anglosajones, recuperando títulos no publicados de las últimas décadas, presentando a escritores europeos que tienen mucho que decir y conjugando en todo momento calidad literaria con un fondo más que estimable.

Como ya hice en el mes de Marzo, me gustaría rescatar dicho mensaje y comentarlo brevemente. Los libros son:

Historia natural
Justina Robson
Finalista de los premios John W. Campbell Memorial y British Science Fiction 2004. En el futuro, la humanidad se ha dividido en dos especies: los Forjados, cuyos cuerpos están adaptados a sus funciones (desde naves espaciales hasta máquinas terraformadoras), y los No Evolucionados (o Monos). La tensión entre ellos alcanza un punto culminante cuando una viajera solitaria se estrella contra un fragmento de materia extraterrestre que demuestra que la fusión con la tecnología puede ir aún más lejos. Un brillante ejemplo de la corriente posthumanista de la ciencia-ficción.

Mundos y demonios
Juan Miguel Aguilera
El decadente Imperio y la pujante Utsarpini se alían para explorar los misterios del artefacto más gigantesco del cúmulo globular de Akasa-Puspa: la Esfera, que rodea un sistema solar entero. Pero los angriffs, sanguinarios alienígenas, también la codician. Y, como descubrirán los expedicionarios, la propia Esfera tiene sus vastos sistemas de defensa. Con esta novela, Juan Miguel Aguilera vuelve al universo que le dio fama y que es sin duda el más popular de la ciencia-ficción española.

El año de nuestra guerra
Steph Swainston
Premio William L. Crawford 2005 al mejor nuevo talento en fantasía. Dios ha desaparecido y ha dejado el mundo en manos del Emperador, que ha reunido una corte de héroes a los que ha concedido la inmortalidad para que le auxilien en el gobierno. Pero todas sus habilidades serán pocas ante la invasión de insectos gigantes que cubren la tierra y erigen sobre ella alucinantes ciudades de papel. El alado Jant Shira, mensajero, violador y drogadicto, puede tener la solución al conflicto.

Metropol
Walter Jon Williams
Finalista del premio Nebula 1996. El mundo ha sido cubierto por una barrera que impide a la humanidad salir al espacio. Con el paso del tiempo, toda la Tierra se urbaniza hasta que la complejidad de las edificaciones superpuestas da lugar a la creación espontánea de energía geomántica: el plasma. Con plasma, todo es posible, y por ello es la posesión más codiciada por cualquier persona que quiera subir en la escala social… y por los revolucionarios que buscan subvertir el orden establecido. Una excelente mezcla de novela negra y ciencia-ficción.

La frontera del norte
Feliks W. Kres
Primera novela traducida al castellano de Feliks W. Kres, el autor polaco de fantasía más popular después de Andrzej Sapkowski. La serie de libros autoconclusivos de Kres, que abarca la totalidad de un mundo dominado por dioses omnipotentes que usan a los hombres como peones, ha sido comparada por su crudeza y realismo con la obra fantástica de George R.R. Martin. El consejo de los lectores polacos es: ¡no os encariñéis con los protagonistas!

A punta de espada
Ellen Kushner
Quizá la novela de fantasía más influyente de las últimas décadas. En el barrio bajo de la ciudad, conocido como la Ribera, los aristócratas de la Colina reclutan a los duelistas profesionales que emplean en sus asesinatos legales. El mejor espadachín de la ciudad, Richard de Vier, que no puede desenvainar sin derramar sangre, se ve envuelto en una conspiración de la nobleza que amenaza con terminar con su brillante carrera. Una obra de culto.

Línea de sueños
Sergei Lukianenko
El autor más vendido de la ciencia-ficción rusa, con tiradas rutinarias de centenares de miles de ejemplares, llega a España con su space opera más popular: una desenfrenada aventura galáctica que guarda más de una sorpresa para los lectores. La obra de Lukianenko ha sido objeto de una adaptación cinematográfica rusa de enorme éxito, Guardianes de la noche, cuyos derechos han sido adquiridos por la Fox para realizar un remake americano. Lukianenko es un fenómeno mundial a punto de estallar.

La muerte del nigromante
Martha Wells
Finalista del premio Nebula 1998. En la ciudad de Vienne, la magia feérica se mantiene a raya gracias a la industrialización, que ha extendido el uso del hierro por doquier. Nicholas Valiarde, que fue un huérfano recogido por un anciano caballero, busca vengar la muerte de su tutor, ejecutado injustamente por nigromancia, aunque eso suponga convertirse en señor de los bajos fondos de Vienne. Uno de los mundos más inventivos de la fantasía reciente, con ecos de Sherlock Holmes, Charles Dickens y la novela gótica.

Primero tenemos una sorpresa total: Juan Miguel Aguilera desembarca en Bibliópolis, que, en los más de treinta volúmenes anteriores, sólo había publicado a otro autor español. Y con un título de ciencia ficción dura: la continuación de Mundos en la eternidad. Lo califico como sorpresa porque, a parte de esto, me había hecho a la idea que habiendo publicado Rhila Minotauro la editorial barcelonesa era la opción más lógica. Pero no sé si su carrera en las librerías (¿alguien sabe cómo ha ido? No parece que haya tenido repercusión alguna) o que no se pueda vender como fantasía ha provocado que pasasen del tema (o, también es posible, les hayan comido la tostada; aunque me decanto por lo primero). Independientemente de lo comentado, es mi primera elección para la suscripción. La capacidad de Aguilera para explotar historias de aventuras no tiene parangón entre nuestros autores y estoy convencido seguirá ofreciendo sentido de la maravilla raudales. Sí, yo fui de los cautivados por las dos novelas de Ultramar escritas en colaboración con Javier Redal.

Después vemos que se continua piano pinano con el descubrimiento de autores del este, apostando (no sorprende) por una novela de fantasía, que sin tener ni idea de qué va aguardo expectante (las palabras de Luis en los foros de cyberdark sobre las opiniones de los aficionados polacos eran elocuentes), y, lo que es mejor, una de ciencia ficción de Lukianenko, el autor de literatura fantástica ruso más importante del momento, de moda al estar detrás de la historia de Los guardianes de la noche (llega en una semana a nuestros cines). Dado que lo que he leído en las presentaciones de Sapkowski o de Yeskov me ha dejado un inmejorable regusto en el paladar, también son seguras en la suscripción.

Y si pasamos a las obras anglosajonas… mi cuarto título de la suscripción probablemente sea El año de nuestra guerra, de Steph Swainston. O Historia natural, de Justina Robson. Dos obras recomendadas por M. John Harrison y que seguro tienen esa personalidad y voluntad de subversión que demanda el autor británico en las obras que lee. Supongo que terminaré echando la moneda y eligiendo entre uno de los dos.

El resto… no sé. No me atraen excesivamente. Habrá que esperar a que gente en quien confío (¿fonz, yarhel, nemes, hartree, fjvidiella, Julián Díez, Álex,…?) lea y emita su opinión.

Como apunte personal, me molesta un poco la referencia a Martin para vender el libro de Kres. No está, ni mucho menos, al nivel de los nuevos Tokien o el heredero de El Señor de los Anillos que se multiplican por las portadas como Gremlins en las cataratas del Iguazú. Pero al igual que no se vende la novela de Aguilera como un Mundo anillo en bueno, o Historia natural como La máquina del tiempo posmoderna, se debería intentar definir la obra en función de lo que ofrece y no mediante una comparación con el éxito del momento.

Esta entrada fue publicada en En capilla y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a Novedades de Bibliópolis para el último tercio de 2005

  1. fonz dijo:

    De momento te puedo ayudar poco, me interesan más o menos los mismos que a tí: Robson, Swainston, Lukianenko… y lo demás según os lea a los del onanismo…

    Pero casualmente acabo de terminar una de Walter Jon Williams, «Voice of the Whirlwind», la continuación de «Hardwired». Es una novela negra chandleriana total sobre una venganza bastante entretenida, con detalles majetes (el primer contacto con unos extraterrestres con muuuuucha paciencia), pero que no es nada del otro jueves, correctamente escrita, trama un pelo demasiado enrevesadilla y final fallido. Bien como lectura veraniega y punto.

    Pero me agenciaré «Metropolitan» para confirmar la impresión sobre Jon Williams, las reseñas que he leído sobre esta novela eran buenas en general, así que picaré aunque sea para no volverme a comprar nada de este tipo en el futuro.

  2. Nacho dijo:

    Al final me he decantado por Swainston como mi cuarta elección. Ya veremos si ha sido buena.

  3. manuel dijo:

    Cada vez estoy más convencido de que no te arrepentirás, Nacho.

  4. Hartree dijo:

    Hombre, el de Swainston está entretenidillo, a mi no me parecio del todo mal, pero no es tampoco una maravilla, sigue la tendencia weird que se lleva tanto de moda ultimamente.

    Si te está gustando Las edades de la luz yo me decantaría por Metropol, que según lo que dicen los de Bibliópolis y por lo que he leido en algunos sitios es una clara influencia del de MacLeod. Yo seguramente me pillaré ese, junto con La frontera del norte, Historia natural y estoy entre Línea de sueños o A punta de espada.

  5. Nacho dijo:

    El de las edades me está gustando y mucho. Un hallazgo. Aunque me está dejando el cerebro hecho fosfatina de la densidad que llega a alcanzar. Me está costando avanzar un huevo. Mucho más que, por ejemplo, con «Amor y sueño» de Crowley. Ahí queda eso 😉

    Por eso agradeceré algún libro más cañero en los próximos meses. Por lo que he leído (y me habéis contado) el de Swainston lo es. Aunque no deslumbre.

  6. Ataulfo dijo:

    Yo he tenido que buscar bastante información adicional por Internet para decidirme.
    El de Swainston lo acabé descartando porque vi la opinión generalizada de que no terminaba de cuajar. Quizá sea un poco temerario de mi parte hacer tanto caso a opiniones externas, pero en este caso no tenía nada más a que agarrarme.
    El de Martha Wells lo ponen como un libro bastante divertido, pero quizá poco sorprendente si estás algo iniciado.
    Al final me he decantado más o menos por los mismos que Nacho. Los dos autores del este, a ver si nos ofrecen algo fresco, el de Aguilera y el de «A Punta de Espada», que parece también algo distinto.
    Me ha dolido no coger el de historia natural, porque prometía bastante, espero no tener que arrepentirme demasiado.

  7. Nacho dijo:

    > Quizá sea un poco temerario de mi parte hacer tanto caso a opiniones externas

    Para nada. Comprar un libro a la aventura, que sigue siendo un pequeño placer, también supone un riesgo cuando nuestros presupuestos son tan ajustados y se está publicando tanto. Se hace necesario informarse bien. Y ahí cada uno elige sus fuentes en función de quien se fía, lo que le ha ido bien en el pasado,… o lo que encuentra.

  8. Juanmi dijo:

    Hola Nacho, la explicación es muy sencilla: En un principio iba a publicar la novela Minotauro (ya tenían un preacuerdo con mi editorial francesa) pero yo quería que mi próxima novela de fantasís histórica apareciese en España en el 2006. Si Minotauro hubiera publicado «Mundos y demonios» en el 2006, hubiera tenido que esperar al 2007 para publicar mi novela de fantasía. De modo que entre Paco y Luis acordaron el tema y Minotauro cedió los derechos de «Mundos y demonios». Por otro lado me encanta la colección de Luis, que es amigo mío,y me hacía mucha ilusión estar en ella. Quiero normalizar el tema de la publicación de mis obras entre Francia y España. Mi próxima novela de fantasía histórica se ´titulará «El sueño de la razón», estoy dándole los toques finales y espero que Minotauro la publique antes que los franceses.
    Saludetes de Juanmi.

  9. Nacho dijo:

    Se me había pasado por completo darte las gracias por la aclaración. Mucha suerte con esta novela… y con la próxima. Ya las comentaré por aquí 😉

  10. Pingback: Alamut apuesta fuerte por las suscripciones | C

Los comentarios están cerrados.