Muerte y vida de Bobby Z, de Don Winslow

Muerte y vida de Bobby Z

Muerte y vida de Bobby Z

Los que sigan el Aburreovejas saben que fui uno de los seducidos por El poder del perro, la obra en la que Don Winslow ficcionaliza una parte sustancial de la historia reciente de México a través de los últimos treinta años de lucha contra el narcotráfico. Un thriller bien construido que, entre otros muchos aspectos, analiza por qué esa batalla, en los términos planteados, no se puede ganar. Tenía interés por descubrir cómo se había desenvuelto Winslow en otras novelas; difícilmente podría llegarnos una equivalente a su obra maestra, de dilatada y compleja gestación. Pero ¿es flor de un día o hay algo más?

No he leído El invierno de Frankie Machine, la novela que lanzó Martínez Roca hará un año y de la que tengo buenas referencias, pero sí he devorado Muerte y vida de Bobby Z, la última que se ha traducido y la más antigua de las tres aparecidas hasta el momento en España. No por nada es de 1997, ocho años antes de publicar El poder del perro. Una muestra de cuando todavía no se dedicaba de forma profesional a la literatura y escribía en los largos trayectos en tren entre casa y el trabajo. Según cuenta en la introducción, Winslow tenía por costumbre escribir un capítulo a la ida y otro a la vuelta. Y se nota: Muerte y vida de Bobby Z es una novela cinética, que discurre a una velocidad inusitada encadenando diálogos más o menos perspicaces con frenéticas escenas de acción.

Tim Kearney, un convicto que, en defensa propia, ha degollado a un ángel del infierno dentro de una cárcel, está entre la espada y la pared. Un agente de la DEA le ofrece la oportunidad de librarse de la muerte a manos de otro miembro de la banda si toma la personalidad de Bobby Z, un narco oculto desde hace años que acaba de morir, y lo suplanta delante de Don Huertero, un despiadado señor de la droga. Sin más opciones, Kearney toma parte en la engaño aspirando a sobrevivir día a día… hasta que descubre que lo que le espera no es mejor que lo que le ofrecen los ángeles del infierno. A partir de ahí se inicia un huida sin fin perseguido por varios grupos, a cada cual más extravagante.

Muerte y vida de Bobby Z tiene dosis de El prisionero de Zenda en la medida que estamos ante un doble, Kearney, obligado a mantener otra identidad para poder salvar la vida. Aunque este juego de engaños rápidamente toma otro rumbo y se convierte en una versión adrenalítica de Gloria, protagonizada por Kearney y su “hijo” mientras escapan de los narcos, la DEA, los ángeles del infierno… y quien se ponga por en medio. Un thriller pasado de rosca donde priman el ritmo, la acción y la comedia negra sobre cualquier otro aspecto, narrado con desparpajo y sin mucha reflexión. Una novela desaforada que, a pesar de volar entre tus manos, aqueja serios problemas de ritmo.

Winslow tanto dedica cincuenta páginas a relatar cómo Kearney y el niño escapan de la guarida de Huertero, y a narrar un par de lances descritos con plenitud de detalles, como diez a un final que debiera haberse contado con un poco más de detalle. Tanto el desarrollo toma un curso consistente con lo que ha pasado anteriormente como el autor se materializa (más de la cuenta) dentro de la trama para mover unos hilos que, si no, quedarían quietos. Tanto te encuentras expresiones llenas de ingenio como otras mucho más vulgares que bien podrían haberse afilado un poco o, cuanto menos, pulido.

Muerte y vida de Bobby Z es la típica novela desatascador que ayuda a desentumecer los dedos después de tener entre las manos ese tocho cuyas tropecientas páginas parecen pegadas con superglue. Aunque recomendarla se hace un poco cuesta arriba. Hay tantas buenas novelas negras en las librerías y con mucha más sustancia que…

Esta entrada fue publicada en Reseñas y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Muerte y vida de Bobby Z, de Don Winslow

  1. egan dijo:

    A ver si tenemos la suerte de que editen novelas posteriores a “El poder del perro”. Sino, me temo que mientras tanto irán haciendo arqueología, sacando todo lo que escribió antes. En fin, alguien tenía que ser de los primeros en leer la que reseñas., jaja

  2. Nacho dijo:

    “El invierno de Frankie Machine” es posterior. También lo es “Salvajes”, que acaba de publicar MR y que Oliver Stone está adaptando al cine

    http://lacritipedia.wordpress.com/2011/09/14/salvajes-de-don-winslow/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *