Literatura fantástica anglosajona, vía Argentina

Después de la crisis socioeconómica vivida por Argentina, desde la distancia se vislumbra el camino de la recuperación. Recuperación que, en lo que a nosotros nos toca (¿sobra decir que es la literatura fantástica?), se observa sobremanera en el nacimiento de una serie de colecciones en las que se vislumbra un enorme potencial. Los títulos que voy a citar a continuación suponen un complemento perfecto a los que van publicando las editoriales españolas. Rompiendo la baraja, no sólo se recuperan obras que ya creíamos perdidas o autores bastante desconocidos sino que, en lo que aquí sería un suicidio ritual, publican novelas cortas y relatos de escritores tan ásperos para una parte del público como exquisitos para otros.

A modo de resumen, atendiendo a lo que vamos sabiendo en España, tenemos la editorial Interzona, que en la colección Línea C y bajo la batuta de Marcelo Cohen, ha publicado la recopilación de relatos de M. John Harrison Preparativos de viaje, la novela de Gene Wolfe Paz, de la que próximamente veremos un comentario en C, o August Eschenburg, novela corta de Steven Millhauser que se sitúa en un Berlín a finales del siglo XIX en la que un inventor ha desarrollado todo tipo de complejos autómatas que fascinan a la sociedad de la época. Y para un futuro muy próximo tienen prevista la publicación de la novela corta de China Miéville El Azogue, que es como han traducido The Tain. Unos libros disponibles en la Tienda de Cyberdark y que no deben ser difíciles de conseguir en las librerías especializadas de referencia en Madrid o Barcelona (Miraguano, Gigamesh).

Asimismo tenemos el trabajo llevado a cabo por ese corredor de fondo que es Luis Pestarini, alma máter de la revista de ciencia ficción más longeva en nuestro idioma, Cuásar. Fruto de este esfuerzo nació el año pasado una colección de libros que, si consigue una cadencia interesante (por ahora sólo ha podido publicar el primero), puede ser mucho más que un acontecimiento puntual. El título elegido para su alumbramiento fue Oceánico, de Greg Egan, una recopilación de tres novelas cortas de un autor fundamental para la ciencia ficción de temática científica. En breve (espero), se prevé la aparición del segundo libro: Aterrizaje de emergencia, de Algis Budrys. Un escritor controvertido que personalmente me suele agradar.

Para redondear este incipiente pastel tenemos la editorial Cántaro, que ha publicado Matrices, una recopilación de Pat Cadigan que recoge relatos de los años ochenta. Una autora infrapublicada en nuestro país que escribe unos cuentos revulsivos, hipnóticos, sofocantes,… La pena es que no hay distribuidor en España y la única manera de conseguirlo es pidiéndolo directamente a Argentina a alguna librería.

Seguro que en papel hay más iniciativas interesantes, pero aquí quedan expuestas las que conozco. No estaría mal echarles un vistazo. Servidor ya tiene por aquí rondando el lirbo de Harrison. Gustándome como me gustaron los cuentos de El mono del hielo espero leerla en breve.

Nota: En lo que a El Azoge se refiere, quizás habría sido más apetecible una edición de Looking for Jake, una recopilación de la obra corta ¿completa? de Miéville. Pero cualquiera sabe si alguien se va a atrever o no con ella aquí.

Esta entrada fue publicada en Iniciativas singulares y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Literatura fantástica anglosajona, vía Argentina

  1. fonz dijo:

    Atención a Steven Millhauser porque «August Eschenburg» es un maravilloso relato largo que en tan sólo noventaypoco páginas le da tiempo a reflexionar sobre el comercio y la locura del arte, la naturaleza del siglo XIX que dio a luz a nuestra modernidad, la necesidad de entender, y el olvido en el que caen los sueños fracasados por muy maravillosos que sean.

    Y por lo que he leído sobre otra novela de Millhauser; «Martin Dressler» (Premio Pulitzer 1997, publicada también en Argentina) donde un tipo proyecta construir un hotel que contenga todo el universo, este escritor tiene pinta de ser el gran secreto de la literatura USA de ahora mismo (por lo menos para mí que no me sonaba de absolutamente nada).

  2. Manuel dijo:

    Muchos y muy apetitosos libros de ciencia-ficción se están publicando en Argentina, sí.

    En octubre estaré en Buenos Aires unas tres semanas de vacaciones, así que aprovecho la coyuntura y lanzo la siguiente pregunta al aire, por si hay algún bonaerense leyendo esto: ¿Qué librerías merece la pena visitar en BA? ¿Alguna especializada en literatura fantástica?

  3. Nacho dijo:

    Ya se ha puesto a la venta, «Aterrizaje de emergencia». El segundo libro de Cuasar. A ver qué tal

    http://www.revistacuasar.com.ar/modules.php?name=News&file=article&sid=155

Los comentarios están cerrados.