¿Les interesan a los lectores del fantástico las presentaciones, charlas con escritores, mesas redondas,…?

Acabo de leer los dos últimos digest de la lista de correo de Gigamesh, y a parte de una entrega más del debate sobre si las opiniones del crítico de carrera están más cualificadas que las del resto de lectores, he leído con pesar pero sin sorpresa un mensaje de Julián Díez comentando la escasa asistencia a los actos organizados por Minotauro en Barcelona por su 50 aniversario.

El otro día estuve en los actos del cincuentenario de Minotauro; una conferencia mía y luego una mesa redonda con varios de los autores españoles más destacados, como Rodolfo Martínez, Juanmi Aguilera, León Arsenal y Javier Negrete. Había quince personas, en el momento que más. Si se hubiera tratado de una kdd de una web se habría triplicado esa cifra.

Se puede alegar que Minotauro no situó las charlas en el mejor horario (con razón; la gente normal suele trabajar por las tardes) o que no ha publicitado el evento todo lo que podría (bien que se podrían haber gastado un par de millones de euros comprando espacio para publicitarlo en televisión, cuñas horarias en la radio y un par de páginas en los diarios más importantes de tirada nacional… vamos, que disiento), pero no deja de resultar definitorio para los lectores de fantástico que la editorial más potente en estos géneros tenga este poder de convocatoria en la capital española en lo que se refiere a la publicación de libros.

Digo que no me pilla de sorpresa porque, desde mi limitada experiencia en estos saraos, he podido comprobar insitu el interés que despiertan estos eventos. Hace dos años y tres meses asistí en Madrid a la presentación de Experiencias Extremas, S.A. por parte de su autor, el omnipresente en este blog Christopher Priest, al que Minotauro trajo específicamente para esta labor (como hizo un año antes para presentar El Prestigio en Barcelona). ¿Resultado? Unas 25 personas asistiendo al acto en La Casa de América. Cierto es que competíamos en día y hora con Paul Auster. Pero no me negarán que, para ser Madrid, el número da grima. Como curiosidad, tres meses después se presentó Las fuentes perdidas en la librería Gil aquí en Santander y se lograron juntar más de veinte personas (el poder de convocatoria de Lessa por estos pagos no es baladí)

También puedo hablar de mis dos AsturCones. Como no quiero abrumarles con datos y otro recorrido rememoraplasta, pongo esta foto que muestra la charla de João Barreiros el 10 de Julio de 2005.

La tomó blackonion y la he extraído de las fotos que hay alojadas en Estación de nieblas. Como atenuantes hay que considerar que la charla tuvo lugar el domingo por la mañana, con gran parte de los asistentes descansando después de la “dura” noche de la espicha o, quizás, asistiendo a otro acto (lamentablemente tuve que volver a Santander antes de tiempo y no sé si el taller de pintado de figuras restó asistencia a esta charla; aunque me temo la respuesta). Independientemente de las “alegaciones”, habla bien a las claras del atracción que despiertan estos actos dentro del propio público que asiste a estos eventos supuestamente organizados para albergarlos. Si no les sirve, podría hablar de la descorazonadora charla de Priest el día antes, donde en un espacio donde había cabida para centena y media de personas apenas había unos sesenta, de los cuales, atendiendo atendiento, quizás no había ni la mitad.

La conclusión a la que llego es la misma que enuncia Julián en la lista de correo. A los lectores del fantástico lo que les atrae es pasárselo bien, disfrutando al ciento por ciento de los libros que les gustan en la insularidad de sus hogares y reuniéndose de cuando en cuando con sus colegas de foro, bien para hablar un rato de libros bien para tomarse unas cervezas en buena compañía. Lo de acercarse a un acto donde se va a hablar de literatura, profundizar en los libros que han leído de la mano de aquéllos que los han escrito, entrar en contacto con otras opiniones que pueden ser diferentes a las suyas,… queda fuera de su ámbito de intereses. No por nada en los foros los hilos que más participación poseen son los que llevan por título “Alguien me recomienda un libro para iniciarse en…“, “¿Qué autor borrarías de la existencia?” o “¿Quién es más fuerte Tolkien o Martin?“. Los que buscan profundizar en un autor, un libro o una corriente más allá de las cuatro líneas de rigor o el me gusta / no me mola son una apabullante minoría.

Y, para terminar, si yo dirigiese una colección de género tendría muy claro que reservaría a mis autores para eventos donde fuese a haber público (HispaCones), ruedas de prensa, entrevistas,… y les evitaría el bochorno de ir a un sitio donde van a estar ellos, yo y quince personas más.

Nota final: De todas formas, centrándonos en lo que a literatura mainstream se refiere, los números no son mucho mejores. En Santander se pueden ir a diversos actos de este tipo y salvo los grandes nombres que llenan cualquier sala, el resto, aunque atraen a más gente, tampoco destacan por sus números. Recuerdo haber ido hace ocho o nueve años a una charla de Josefina Aldecoa en la que apenas éramos treinta personas (otras a las que he asistido de Lorenzo Silva, Pérez Reverte, Carmen Martín Gaite, Ana María Matute o Almudena Grandes no me valen. Son escritores “mayoritarios”).

Esta entrada fue publicada en Miscelánea y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

17 respuestas a ¿Les interesan a los lectores del fantástico las presentaciones, charlas con escritores, mesas redondas,…?

  1. Alfredo Álamo dijo:

    Bueno, el último acto en el que estuve en mi ciudad, Valencia, reunió a más de cien personas en la Fnac. Presentábamos el Fabricantes2004, pero supongo que invitar a Laura Gallego influyó bastante. Pero no es lo mismo un viernes a las ocho de la tarde que cuando lo pueso minotauro. Para ellos posiblemente fuera más importante la reseña en los medios que la afluencia a la charla.

  2. Álex Vidal dijo:

    Eso, si hubiese asistido alguien de prensa. Porque lo que fue el segundo día, el único al que pude asistir, pues si no contamos a Julián… creo que periodistas cero, pero cero patatero…

    Lo que a mí me alucina de esta “reyerta electrónica” es lo fácilmente que parece que se encienden los ánimos. En fin…

  3. Alfredo Álamo dijo:

    Yo vi los actos reseñados en El País, claro que para eso no hace falta que acuda periodista alguno… 😉

  4. Jean Mallart dijo:

    Es que parece como si no hubiesen querido que fuera más gente.

    Un cero en publicidad del evento (la mayoría nos hemos enterado a posteriori; desde luego, en Usenet no se ha anunciado nada y es un medio con un número de lectores –la inmensa mayoría de los usuarios son “lurkers”– que no se puede saber pero tampoco desdeñar a la ligera).

    Y otro cero en conocimiento de la realidad por hacerlo un jueves a las seis de la tarde… ¡y quejarse por la escasa afluencia de público! X-D

    ¿¡Cómo esperan que vaya nadie en esas condiciones?! Ya se pueden dar con un canto en los dientes porque asistieron quince personas.

    ¿Y cómo tiene la osadía de meterse con el fandom? ¿Acaso no hablamos de literatura en la TerSa? ¿Cuántos libros había encima de la mesa en la última reunión? ¿Y los de la Tercera Fundación?, ¿se han reunido para mamarse y papear a lo grande?

    A alguien le convendría bajar de su nube alguna vez.

    ¡Julián, recuerda que eres humano! :-)))))

  5. Nacho dijo:

    A raiz de lo de Laura Gallego, es un acierto invitarla a la HispaCon. No estoy de acuerdo en que sea la asociación la que la lleve (aunque me debería dar lo mismo, que no soy socio XD), pero merece la oportunidad de estar. Es una escritora de fantástico, muy desconocida por el fandom (personalmente sólo he leído “Finis mundi”, que como literatura entre infantil y juvenil es una digna representante), con unas ventas muy superiores a cualquiera de los autores que repiten una y otra vez, y que es interesante exponga sus ideas ante ese foro. Y si de paso suscita algo de atención mediática y facilita que se pase gente joven mejor.

    Sobre cuántos van a los eventos… no he ido a ninguno de los que se organizan, p.e., en la FNAC de Madrid, aunque sé que los números son superiores a los que he expuesto en el hilo. Pero lo del horario no me convence por la sencilla razón de que lo de Priest en Madrid fue a las 19:30 y no a media tarde. Cierto, fue entre semana, pero, joder, que es Madrid. Y Barcelona… en fin. Sin en ciudades de más de cuatro millones de personas se acercan quince… a finales de Septiembre cuando, por ejemplo, los universitarios ya han terminado los exámenes.

    Se pueden encontrar con la misma facilidad justificaciones para todo como eventos que prueban ambas tesis. Pero analizando globalmente el interés que despiertan las contenidos de fondo que se ponen en la red; el club de lectura de ciencia ficción en sedice, donde apenas unos pocos comentan los libros, eso sí, con bastante detalle (joder, ni yo participo opinando sobre libros que he leído, me doy un poco de vergüenza); la facilidad con la que un hilo en el que se pide información deviene en el mismo contenido de siempre;… no entrego la cuchara 😀

    Álex -> Me da pena no tener tiempo para seguir la lista de correo con un poco de calma, porque la suelo “controlar” en modo digest cada dos días y me es casi imposible participar cuando se lanza como ahora.

    Aprovechando que he tenido tiempo, acabo de leer que alguien propone que a la gente le gusta conocer a los autores en un bar, tomando unas copas (como en la AsturCon) y no en una mesa redonda. No sé. Si alguien recuerda la espicha de este año seguramente tenga grabada la imagen de Priest, Kessel y Audley charlando apartados mientras los fanes, como mucho, se acercaban a ellos para sacarse unas fotos e intercambiar cuatro palabras. Es sólo un evento, la AsturCon fue mucho más, está la barrera idiomática, el pudor nos puede mucho a los lectores, no seguí el asunto con lupa… pero creo que es clarificador.

    A ver si esta noche, cuando vuelva del gimnasio, me animo y lo cuento (con alguna otra cosilla que voy leyendo). Porque una cosa es escribir aquí, que es territorio amigable, y otra escribir un mensaje que va a ser viviseccionado, analizado, reestructurado y respondido con el ingenio más afilado (no es lo mismo ir a jugar al tenis para pasarlo bien y verse introducido en un partido de Roland Garros donde todo el mundo busca las líneas a 200 Km/h)

    Jean Mallart -> El sábado nos vemos y lo hablamos. Conozco bien la opinión de Julián y aunque hay cosas que no comparto le entiendo.

  6. Nacho dijo:

    Por otro lado es cierto que Minotauro debiera haberlo anunciado en los foros y las listas de correo ella misma, pero el evento tampoco es que fuese desconocido. La noticia estaba visible varias webs (incluso en la propia web de Minotauro, aunque el que diseñó la página debió aprender en un cursillo de usabilidad de una hora, porque menudo lugar ha elegido para poner el anuncio), diversos foros y, supongo, que en la prensa alguna noticia habrá aparecido antes de celebrarse con un par de días de antelación. Como suele ser habitual.

    Lo que veo es que chocan dos formas de enfocar estos asuntos. Por un lado el de las grandes editoriales, acostumbradas a mandar notas de prensa a los grandes medios y que allí les hagan el trabajo de promoción (o poner un par de anuncios a toda página en medios generalistas), y el de nuestro mundillo, que o te mueves por los lugares o no nos damos por enterado. Y Minotauro, ESDLA al margen, debería moverse y enviar por sí misma las noticias donde está su público.

    De todas formas, dudo que el resultado hubiese sido diferente.

    Una pregunta al aire. Anualmente se entrega en Barcelona el UPC, asistiendo gente de la propia universidad. ¿Cuántas personas asisten?

  7. Álex Vidal dijo:

    >>Me da pena no tener tiempo para seguir la lista de correo con un poco de calma, porque la suelo “controlar” en modo digest cada dos días y me es casi imposible participar cuando se lanza como ahora.< < Yo ni me preocuparía: yo hago lo mismo y, la verdad, para meter cucharada cuando esta gente se obceca (y mira que los quiero mucho, pero cuando se obcecan, vamos, ni la Werchmart -o como se escriba en un búnker-, o como los galos de Astérix en su poblado). Hazme caso: mejor en directo y cara a cara. >>Una pregunta al aire. Anualmente se entrega en Barcelona el UPC, asistiendo gente de la propia universidad. ¿Cuántas personas asisten?< < El salón de actos se llena: unas 100 o 150 personas. Con prensa. Estudiantes unos cuantos, frikis barceloneses unos cuantos (tampoco muchos, y se celebra a las 12.00 del mediodía), políticos, prensa y demás fauna: un grupo heterogéneo. 🙂

  8. Nacho dijo:

    Gracias por la respuesta. Bastante por encima de lo que pensaba, cosa que me alegra.

    Por cierto, Juanma Santiago ha posteado un mensaje con más datos en la lista de gigamesh

    http://es.groups.yahoo.com/group/gigamesh/message/22441

    Después de dar cifras, comenta

    Si estás en una hispacón, asturcón o un Kosmopolis vas a ver más gente en los actos porque hay mucho público flotante; si tienes que acudir ex profeso a un acto aislado, te resultará más difícil dar el paso.

    La mesa redonda del jueves en la entrega del Minotauro era casi un calco de la del Kosmopolis 2004. El jueves había quince personas; en el Kosmopolis, calculé cerca de trescientas. En el primer caso, sabían a lo que iban; en el segundo, se hubieran quedado allí aunque el tema a tratar hubiera sido la epopeya del Ramayana como fuente de inspiración de las películas de Bollywood producidas en Madrás durante la década de los setenta.

    A lo mejor los actos aislados tienen los días contados y el futuro pasa por los festivales literarios tipo Kosmopolis o Semana Negra, que además ofrecen más incentivos que los puramente literarios. No sé. Desde luego, es un asunto en el que merecería la pena pensar.

  9. Foe Hammer dijo:

    Personalmente, me inclino por buscar las razones de la poca asistencia en la organizacion antes que en el publico potencial, que ya ha demostrado en anteriores ocasiones que responde a la llamada cuando esta le interesa.

    La fecha y hora de las conferencias no cabe duda de que no era la mas idonea, y la promocion por parte de Minotauro del evento fue muy deficiente. Por ejemplo, tengo entendido que hubo una conferencia sobre Tolkien y su obra con el ubicuo Eduardo Segura, de la que no se tuvo noticia an las paginas web dedicadas a la obra de Tolkien hasta apenas el mismo dia de la conferencia, mientras que a la hora de sacar nuevos libros a la venta se ponen en contacto con esas mismas webs con meses de antelacion… No son el unico caso, puesto que muchas webs y listas de correo no recibieron ningun tipo de comunicacion oficial, y el mismo programa de actividades no estuvo dispoible hasta el ultimo momento.

    En ultima instancia, si solo acudieron 15 personas de entre una masa de cuatro millones de habitantes, es porque las conferencias sencillamente no interesaban lo suficiente. Y eso no es necesariamente por los motivos que exponia Julian Diez en su desafortunado mensaje. Hay infinidad de causas para justificar la baja asistencia. Por ejemplo, de haber sido en Madrid, yo no habria acudido tampoco ¿Y por que? Pues porque un jueves a las 6 de la tarde estoy en clase. Pero si terminara antes las clases, tampoco habria acudido. Lo que menos me apetece despues de un dia escuchando a mis profesores hablar de las propiedades de la onda asociada a una particula subatomica dentro en presencia de un potencial, y de las propiedades de las fibras monomodo en las comunicaciones opticas, asi como de la velocidad de transmision en el bus interno de un microprocesador; es meterme en otro sitio y seguir escuchando a otra gente hablar. Por muy interesante que sea. Y me imagino que habra mucha mas gente que un dia de diario lo que prefiera es volver a su casa lo antes posible y desconectar, por encima incluso de asistir a un evento de tanto nivel (y eso si es que sus horarios les permitieran acudir).

    Yo tambien me uno a aquellos que dicen que en fin de semana la propuesta habria tenido mucho mas exit, ¿o cuando se hacen esas quedadas de paginas web cuyo poder de convocatoria se envidiaba?

    Foe Hammer (¿uno de esos con los animos encendidos?).

  10. Fran Ontanaya dijo:

    Aunque estoy suscrito (en resumen diario) no he seguido la discusión en la lista (se desbarra mucho en estos casos, y más si anda Julián de por medio, tenga razón o no).

    El problema para mí es que estaba mal planteado. Cuando me enteré de los actos, no recuerdo donde, no me despertaron la atención. Al fin y al cabo, ¿en qué se siente interesado el ciudadano pedestre por el aniversario de una editorial (ahora sección)? No sé por qué hay tanta fijación por las charlas. Un acto así es para invitar a escritores, editores, críticos, y cuando juntas suficientes peces gordos (o rellenitos al menos) es más fácil arrastrar la atención de algún medio. Siempre queda la sensación de que entre tanta gente importante algo se estará cociendo.

  11. Fran Ontanaya dijo:

    Ah, y me fastidia un montón que haya un tono tan hosco y quejoso en estas discusiones.

  12. Álex Vidal dijo:

    Perdona, pero no estoy de acuerdo: si hubieses asistido a la conferencia de Julián, te habrías sacado el sombrero ante la charla que se marcó. Digna de ser publicada. Que otros actos sean aburridos o pedantes no quiere decir que todos lo sean.

  13. Blackonion dijo:

    Se me habia pasado por alto la discusión en la lista, pero voy a meter baza. En Barcelona somos un grupo de gente bastante considerable, y habiamos comentado de ir a la presentación y montar kedada (además conocemos a algunos de los autores y nos hemos ido de copas con ellos), pero entre semana, a esas horas…. Si no pude ni ir a cenar luego con ellos…..

    Y no hablemos de la difusión, porque me enteré del dia el dia practicamente esa semana…

  14. fjsi dijo:

    Ya que habláis de ello dos curiosas de la presentación de EXPERIENCIAS EXTREMAS;

    (con personalidades incluidas al fondo y

  15. fjsi dijo:

    Ya sabía yo que la iba a liar. A ver ahora…

    Cyberdarkianos a tope (con personalidades incluidas al fondo y presentador y presentado

  16. fjsi dijo:

    Mejor (¿para que servira el botón ese que pone Vista Previa?)

  17. Nacho dijo:

    Supuestamente para ver el mensaje que has escrito tal y como lo verán los demás. Y gracias por las fotos. Quizás medio año después, con Zafón ya en la cresta de la ola, habrían venido legiones de admiradores a avasallarlo y habríamos abarrotado la sala. Aunque no fuese el centro de atención.

    Sobre Julián, puede que su forma de decir las cosas guste o satisfaga más o menos. Por aquí veo que hay de todo. Pero desde mi experiencia personal en lo que a cyberdark se refiere, es la persona del fandom “establecido” (por llamarlo de alguna forma) que más apoyó a la página cuando estaba en periodo de crecimiento/consolidación. Cuando el resto ni sabía lo que era se registró (puede decir que es uno de los primeros 1000, un número que ya le gustaría haber cogido a alguno de los que despotrica contra él en privado), colaboró con artículos, participó en los foros de forma constructiva,… Y jamás de los jamases intentó manipularnos (cosa que algún otro no puede decir). Igualmente, jugó el papel de pepito grillo en determinados temas, incidiendo en hechos difíciles de cuestionar, como la mandíbula de cristal a la hora de encajar críticas negativas respecto al funcionamiento de la página. Algo de agradecer cuando el 99,9% del público te da palmaditas en la espalda.

    Gorin habló en la lista de correo que en la comida que hubo en Madrid el pasado fin de semana, cuando comentó su mensaje, la gente le puso fino. No tengo ni idea del contexto y sólo puedo elucubrar a partir de lo que sé, lo que he hablado en el pasado con algunos de ellos sobre opiniones de Julián sobre el fandom de internet.

    Por ejemplo tenía bastante atravesados el tema de los nicks, la gente que se “esconde” detrás de ellos, la credibilidad que se le da a su opinión frente a los que van con su nombre real (o se sabe quiénes son). Y en su caso con bastante razón.

    Recuerdo un momento en los que alguien que no se sabía quién era (un nuevo) llegó al foro de cf y dijo, tal cual, que Gardini había plagiado una obra(no recuerdo qué, sorry), sin dar la más mínima prueba. A raiz de eso algunos salieron en plan: “Jo, qué fuerte”, “menuda sorpresa”,… sin plantearse que alguien que no se sabe quién era estaba enmerdando sin pruebas a un profesional con una carrera detrás de bastantes años. Y ahí entró Julián diciendo esto. Claro, la peña se molestó.

    Es sólo un granito de arena, pero indica uno de los problemas que surgen en los foros. No es lo mismo que yo, alguien con un nombre detrás, haga una acusación insidiosa personal a mi interlocutor que lo haga alguien con un nick como churro, que ni sabes quién es ni conoces qué intención tiene.

    Su opinión estrella, y por la que, según he podido comprobar, más se le ha atacado en los últimos tiempos, era que en los artículos un “donnadie” ignoto, anónimo, no tenía derecho a criticar en cuatro líneas lo que alguien se había molestado en escribir en cuatrocientas.

    Y ahí chocó (y choca) un poco con la concepción de lo que es internet. En parte con razón (jode bastante que algo que te has tomado tu tiempo en redactar sea atacado sin aportar argumentos en plan “joer, un libro de Ballard. Menuda lista para principiantes si tiene un libro de alguien tan rarito y obtuso”). Pero en mayor parte (EMHO) no. Tienes que estar dispuesto a aceptar las reglas del medio, como los nicks y todo lo que viene con ellos.

    Y ya termino, que me he enrollado como una persiana.

    Por cierto, Minotauro en vez de a Segura y a Cuenca tenía que haber llevado a Orlando Bloom y Viggo Mortensen para hablar de Tolkien. Hasta poniéndolo a las 11 de la mañana seguro que habría llenado cualquier gran sala de conferencias.

Los comentarios están cerrados.