Gigamesh se abona a Dick

Me olvido unos instantes del trabajo que me mantiene alejado de estos verdes pastos para comentar una noticia que, aparte de pillarme por sorpresa, me ha deparado una ambigua satisfacción: Gigamesh se lanza a publicar novelas de Philip K. Dick. Quizás el comienzo no sea excesivamente atractivo, aunque para los Dickófilos irredentos sea mucho más apetecible que las necesarias reediciones que ha venido realizando Minotauro y que han entrado en un suspenso descorazonador. Pero estoy convencido que lo que viene detrás promete ser la bomba. Por ahora anuncian la reedición de la que para un servidor es, con El hombre en el castillo, su mejor novela: Tiempo desarticulado. Su peculiar show de Truman que pasa por ser su novela más característica sobre la naturaleza de la realidad, bordando su condición de novelista maistream que indaga en la sociedad estadounidense de la época y su pasión por el pulp más increíble.

Pero esto será el año que viene. Por ahora tendremos que conformarnos con La pistola de rayos, un delirio como sólo Dick podía crear.

Lars Powderdry es diseñador de moda armamentística. Bendecido por su talento de médium, sus diseños permiten al Bloque Oeste mantener la frenética carrera armamentística con el Sector Este, en un constante equilibrio que, a través del miedo, asegura la paz en la Tierra… Hasta que unos satélites alienígenas se sitúan en órbita y comienzan a vaporizar ciudades de ambos bandos.La pistola de rayos destila un humor irreverente y sarcástico, que Dick esgrime para arremeter contra la paranoia que reinaba durante la guerra fría y, al mismo tiempo, señalar la impostura adoptada para dotar de sentido la vida y acallar la voz interna que alerta de los absurdos de esta. La mirada inquieta e impertinente del californiano busca sacudir los cimientos de la sociedad, en un paso intermedio en la búsqueda de la naturaleza última del Cosmos.

Por cierto, curiosa la portada, muy parecida a la que Aguilera hizo para el especial de Gigamesh dedicado a este escritor. O era un “boceto” preparatorio para hacer la portada definitiva de este libro o Dick era un apasionado de los pistolones high-tech a lo Rob Liefeld.

Esta entrada fue publicada en En capilla y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Gigamesh se abona a Dick

  1. Juanma dijo:

    En realidad, la portada del Gigamesh 39 era un boceto de La pistola de rayos, pero el que salía era ZP, en vez de Dick. 🙂

    No, en serio, sí que era un boceto; luego, Alejo y Juanmi fueron intercambiando impresiones y, muchas ilustraciones después, nos presentó ésta, que está muy maja. :)))

  2. Nacho dijo:

    A lo largo de los próximos meses (o años, quién sabe) aparecerán también en Gigamesh “Tiempo desarticulado” y “Fluyan mis lágrimas, dijo el policía”.

  3. Qwert dijo:

    >A lo largo de los próximos meses (o años, quién sabe) aparecerán también en Gigamesh “Tiempo desarticulado” y “Fluyan mis lágrimas, dijo el policía”.

    Tal vez a lo largo de los próximos milenios(o eras glaciares…)

  4. Nacho dijo:

    Al paso que van los derechos hasta habrán caducado. Pero bueno, hace tres años y medio también anuncié la publicación por Bibliópolis de las novelas mainstream de Philip K. Dick, y mira…

Los comentarios están cerrados.