Recuperando al cínico definitivo: Hellblazer en España

Con el cierre de cYbErDaRk.NeT voy a recuperar alguna que otra participación que dejé en los foros, más que nada para que no se transformen en bits inútiles desaparecidos en combate.

El primer elegido no puede ser más oportunista: está a puntito de estrenarse la versión cinematográfica que ha puesto a Keanu Reaves en los huesos de ese cínico manipulador y cabrón redomado que atiende al nombre de John Constantine. Uno de los personajes de cómic que más ha marcado a sus lectores en las últimas dos décadas y que, por lo que se ha entrevisto en el trailer, ha padecido en sus propias carnes el proverbial efecto simplificador del gran Hollywood. A priori bebe más del espíritu adúltero de La liga de los hombres extraordinarios que de las coherentes revisiones de los X-Men o Hellboy. Ver a nuestro querido Constantine correteando con una escopeta lanza cruzifijos (o lo que sea), con cara de susto, sin su gabardina y con una pose edulcorada “duele”. Así que recomiendo la búsqueda de los tebeos para conocerle de primera mano, aunque dicha tarea sea árdua. La publicación de Hellblazer en España da dolor de cabeza.

Zinco: primeros pasos

Esta editorial publicó lo siguiente:

Una serie limitada de cinco números con los cuatro primeros de la serie americana, escritos por Jamie Delano, y el nº 27, que contiene “Abrázame”, una dulzona historia de Neil Gaiman que siempre ha gustado mucho (a mi, ni fu ni fa). Los de Delano son una muestra de su capacidad para sintetizar el horror más sucio con temas sociales y políticos, haciendo uso siempre de un humor muy negro. Probablemente el Constantine más “puro” y un buen lugar para comenzar.

Número independiente recogiendo el primer anual de la serie, que cuenta una historia pasada sobre uno de los primeros Constantine. Una revisión brutal del mito artúrico al pleno gusto de Delano.

Un prestigio sin título claro (lo del “Newcastle” de la portada no hay quien se lo trague) que recoge los números 25 y 26 de la serie americana. Historia independiente escrita por Grant Morrison. Me dio dolor de cabeza.

“Hábitos peligrosos”. Serie limitada de tres prestigios que recogen los números 41 al 46. Es el comienzo de la etapa de Garth Ennis y EMHO es la mejor historia que escribió (la más “fiel” al espíritu original del personaje). El dibujo de Will Simpson… buff. Feísta y un tanto descuidado. Otro buen lugar para comenzar (Además todavía es posible encontrarlos en algún que otro saldo)

Resumen Zinco: Como se ve intentar seguir la historia se asemeja a un galimatías. Sin embargo cualquiera de los tebeos comentados se lee más o menos independientemente. A pesar de las referencias a su propia continuidad, se entiende. Eso sí, el tebeo de Morrison mejor ni tocarlo (debía haber tomado más LSD del que es habitual y le salió algo especialmente absurdo).

Norma: oportunidad perdida

Digo esto porque Norma pudo hacer una publicación en condiciones del personaje, recuperándolo desde el principio y llenando los huecos que Zinco no publicó. Claro está, no lo hizo. En cierto modo se entiende; tenían miedo que las historias de Delano, oscuras, ásperas, con un dibujante competente pero nada espectacular (John Ridgway) llevasen la colección al cataclismo del cierre. Por ello empezaron con Ennis, por aquél entonces en la cresta de la ola, en pleno auge de su obra más conocida: Predicador. Pero en vez de empalmar con “Hábitos peligrosos”, dieron un salto de una decena larga de números USA, justo hasta que Steve Dillon entró como dibujante de la serie. ¿Resultado? Nuevo e injustificable hueco inédito.

Centrándonos en los “hechos”, de esta etapa publicaron lo siguiente:
+ Hellblazer: Miedo y odio (3 números)
+ Hellblazer: En el arroyo/Perversión/Amor sucio
+ Hellblazer: Confesión
+ Hellblazer: Tierra del corazón/Momento de gloria
+ Hellblazer: Llamas de condena (2 números)
+ Hellblazer: Un cínico a las puertas del infierno (4 números)

Si gusta el Ennis de toda la vida es más de lo mismo, pero se pierde el contenido de horror presente en la etapa Delano o el comienzo del propio Ennis y se multiplica lo que más le gusta: tíos hablando en un bar, en un sofá, en un coche, en la calle, debajo de un puente, en una cuneta,… sobre asuntos escabrosos (que tampoco lo son tanto). Con mucho plano contra plano, plano medio,…. Entretenido pero poco más.

Una vez terminada esta etapa se siguió con dos prestigios de transición bajo el título “Nociones perversas”, que recogía una historia guionizada por Delano y otra por Eddie Campbell (con dibujo de Sean Phillips, el nuevo dibujante regular). Muy por debajo de lo esperado.

A continuación comenzó la etapa de Paul Jenkins a los guiones, que seguí durante un tiempo directamente de EEUU y me hizo abandonar. Nunca me llegó a calar el tipo de historias que contaba (casi ni me acuerdo de qué iban). Como aquí no vendió nada bien, el segmento final no se publicó, así como dos arcos argumentales de Warren Ellis y (otra vez) Garth Ennis.

Y nos acercamos a lo que está saliendo en los dos últimos años: la etapa de Brian Azzarello. El primer tomo “Tiempos difíciles” tiene una cosa positiva: por 5 números USA con un papel medio bueno “sólo” nos clavaron 12 € y pico. Analizándolo un poco en serio, los tres primeros números son esperanzadores (para lo leído desde el fin de la etapa Ennis/Dillon). Tenemos a Constantine entrando en la cárcel americana y viendo cómo es aquello, a imagen de Brubaker o cualquier otro drama carcelario en clave realista. Mucha conversación, diálogos de tíos duros bastante bien llevados, centenares de tópicos, enculadas en las duchas,… Bien contado y dibujado por un Richard Corben más que aceptable.

Pero los dos últimos que cierran el tomo son de juzgado de guardia. Una locura sin sentido a la mayor gloria de los dos números de Grant Morrison que describía anteriormente. Visto esto, y que los precios de Norma no invitan a dar segundas oportunidades, he pasado de lo que ha salido posteriormente: “Buenas intenciones”, “Highwater” y “Polvo y cenizas”.

¡Ale! ¡Ahí queda eso! Espero que este tocho haya servido de algo.

P.D: No perderse La Cosa del pantano de Alan Moore, donde apareció el personaje por primera vez y se marcaron las claves de lo que sería después (aunque muchas veces se las hayan pasado por el arco de triunfo). Ese sí que era el cabrón cínico y manipulador con una personalidad arrolladora que se ha convertido en un icono del cómic de terror.

Link: Straight to Hell – The Site of John Constantine – la página definitiva con toda la información necesaria sobre el personaje.

Esta entrada fue publicada en Cómic e Ilustración y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Recuperando al cínico definitivo: Hellblazer en España

  1. Crunch dijo:

    Es increíble. Nos gusta la misma serie, pero a mi lo que más me gusta es lo que a tí menos… bueno, con Delano coincidimos; pero para mí, tras delano el mejor es jenkins; y el nº de Morrison es simplemente perfecto; aunque la historia te parezca dulzona.
    Espero que te estés pillando los nuevos numeros de planeta.
    un saludo.

  2. Nacho dijo:

    Sí que me estoy pillando la serie regular, y estamos entrando ya en unas historias que no conocía y que son la antítesis de lo que se espera en un tebeo que pretenda vender. Todavía no entiendo cómo no le cortaron las alas de Delano (bien por Karen Berger, que supongo era la editora). Es una narración sucia, tétrica, cínica, derrotista, áspera, comprometida,… me encanta tanto como me sacude.

    Los tomos recopilando la etapa de Carey los tengo en cuarentena porque no se puede abarcar todo. ¿Qué tal están=

    Y lo de Jenkins… puede ser cosa mía y de mi inglés. Tendría que volver a releerlos.

Los comentarios están cerrados.