¿Apuesta por los omnibuses?

Los mundos de Ursula K. Le GuinDespués de los capirotazos que le he pegado a Minotauro en los últimos dos años, bastante desangelados en lo que a selección, edición y difusión de sus títulos se refiere, y lo triste que resulta observar cómo sus editores prescinden de tantos nombres y libros notables por otros menores que, la verdad, no parecen estar obteniendo un mejor rendimiento, es de justicia comentar una noticia a la que, creo, no se le está dando la relevancia adecuada: la apuesta por publicar en un mismo volumen varias obras de un mismo autor. Dentro de un mes aparecerá en las librerías Los mundos de Ursula K. Le Guin, un compendio de tres de las mejores novelas de la escritora californiana: La mano izquierda de la oscuridad, Los desposeídos y El nombre del mundo es bosque. Por 27 euros, prácticamente lo mismo que cuestan en formato bolsillo, se tiene un tomo en tapa dura con las obras maestras de su autora destinado a convertirse en un libro imprescindible para cualquiera que desee acercarse a lo mejor que ha producido la ciencia ficción. Como pecata minuta está el que, me temo, se habrá hecho lo que se acostumbra con las reediciones de la casa y se habrá tirado de las ediciones precedentes sin realizar, como sería oportuno, una nueva traducción que cohesionase el conjunto. O, al menos, una nueva corrección.

No es la primera vez que Minotauro apuesta por un formato como éste. Ya en los tiempos postPorrúa se tradujeron las cuatro novelas de Jerry Cornellius agrupadas en dos volúmenes, y más recientemente se recogieron las cinco novelas de Terramar de la propia Le Guin en un tomo. Sin embargo tengo la sensación de que estamos ante una cabeza de puente que está aquí para quedarse puesto que son varias las editoriales que en los últimos tiempos están apostando por ediciones semejantes. Valdemar aparte (que lleva mucho tiempo haciéndolo), hace unos meses ya hablé por aquí del camino que siguen Gigamesh y Bibliópolis para editar determinados títulos como las novelas y relatos de ciencia ficción de Fredric Brown en el primer caso y las novelas del Imperio de Isaac Asimov o un par de títulos de Robert Sheckley en el segundo.

Elric de Melnibone en EdhasaEn esta tónica, hace un par de días apareció en Sedice la noticia de que Edhasa, que viene publicando las novelas de Elric de Michael Moorcock a razón de dos por volumen, continuará editando su obra de fantasía heroica siguiendo este patrón. Así aparecerían en un único volumen las tres novelas de las espadas de Corum y, supongo que en dos diferentes, como ya hizo en su momento Martínez Roca, las aventuras de Dorian Hawkmoon (El bastón rúnico y Crónicas del Castillo del Conde Brass). Queda por ver cómo se publicarían las nuevas novelas de Elric escritas a comienzos de esta década, aunque dada su extensión, mayor que las que escribió durante los años 60 y 70, supongo que ya vendrían en volúmenes independientes (como aparecerá una de las novelas inéditas de Moorcock que más ganas tengo de leer: Gloriana).

Volviendo a Minotauro, puestos a fabular, no voy a ser Quijote y a pedir una edición íntegra de El libro del sol nuevo de Gene Wolfe, porque Minotauro se ha desentendido de él. Pero podría ser la oportunidad de recuperar los prometidos cuentos completos de J. G. Ballard en un par de tomos, como alguna vez se anunció que se haría. O dos volúmenes reuniendo sus catástrofes naturales de la década de los 60 (ocasión ideal para reeditar The Wind from Nowhere, la única que no ha aparecido en Minotauro) y sus catástrofes urbanas de los 70. O algunas de las obras iniciales de Priest que bien merecen una reedición. Por ejemplo en inglés hay una edición conjunta de Fuga para una isla y El mundo invertido, novelas que no tienen puntos en común pero que resultan de lo más apetecibles sobre todo por el segundo título, cuyo valor en el mercado de segunda mano alcanza precios notables. O, por qué no, recuperar las tres primeras novelas de Johw Crowley de las que también existe recopilación en inglés y que permitiría publicar por primera vez The Deep, su ópera prima y que figura en la lista de novelas de Pringle (démosle el beneficio de la duda). O un volumen recopilando toda su obra breve, en su mayor parte ya publicada por aquí en las colecciones Magna Obra de Tiempo y Antigüedades.

Y saliendo de estos autores, quizás sea el momento de sepultar la edición pirata de Pulp y lanzarse a recuperar los relatos de Lankhmar de Fritz Leiber, una reedición fundamental ahora que la fantasía heroica parece estar de moda; o, por qué no, sus inquietantes fantasías urbanas (Esposa hechicera, The Sinful Ones y Nuestra señora de las tinieblas).

Hay incontables opciones.

La nueva edición de NeuromanteTambién es cierto que igual estoy lanzando las campanas al vuelo. Recién salida del horno está la nueva edición de Neuromante de Minotauro en tapa dura, que no se ha recuperado junto a sus acompañantes «naturales» Conde Cero y Mona Lisa acelerada. ¡Qué fenomenal edición sobre el cyberpunk pata negra hemos perdido! Mientras otra editorial, La Factoría de Ideas, prefiere publicar reediciones de forma independiente en una decisión que, económicamente, es más ventajosa: deja más beneficio vender los tres libros iniciales de La Fundación de forma independiente a 20 euros por cabeza, con una letra y márgenes generosos, que reunirlos y venderlos a 30.

Pero en estos tiempos en los que los libros de más 300 páginas se acercan inexorablemente a la barrera de los 24 euros, y que el comprador es, cada día más, coleccionista además de lector, me parece una equivocación. A esos precios, cuando sea posible, se debe aprovechar la oportunidad de aportar a la buena literatura el valor añadido de tener varias obras, más o menos relacionadas, en un único volumen, bien editadas, en tapa dura, a un precio competitivo… Algo que merezca la pena comprar. Si no, con la competencia que existe con otro tipo de ocio y la mejora de los soportes digitales…

Esta entrada fue publicada en Editoriales y ediciones, En capilla y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a ¿Apuesta por los omnibuses?

  1. gandalf dijo:

    Imagino que todo dependerá de cómo se vendan. El camino tomado con Le Guin lo pueden seguir sin muchas complicaciones con Ballard y Bradbury, por ejemplo: tienen tirón y están en bolsillo de esa misma editorial, esperando una oportunidad parecida. No son tontos al apostar por el coleccionismo que mencionas, y por ahí parece que vayan los tiros con las reediciones en cartoné de títulos emblemáticos.

  2. Farseer dijo:

    Desde luego es una opción interesante, que puede aportar valor añadido frente a la compra individual. Lo malo de estas reediciones es que muchos potenciales compradores ya habrán leído al menos alguna de las novelas incluidas…

  3. Nacho dijo:

    Ahí ya entra en juego lo que aporten de más estos libros, el «atractivo» que sepan añadirle las editoriales. Por ejemplo la opción de Bibliópolis me parece la más interesante: nueva traducción más fiel al original («Marcianos Go Home!», «Bóvedas de acero» íntegro sin los cambios que se hicieron en las primeras ediciones en España…), y ensayo de acompañamiento. Algo que, sobra decir, no han inventado, pero que dentro de la ciencia ficción veo como el «ideal». Sólo les falta la tapa dura.

    La de Minotauro de ahora como comprador no la vería «mal» si tuviese alguna en edición de bolsillo o no tuviese ninguno. Pero teniendo los libros en tapa dura (salvo «El nombre del mundo») y con las mismas traducciones supongo que no interesa (desde luego a mi no). Sin embargo ahora sale la guía de Barceló, que recomienda encarecidamente estos libros, habrá coleccionistas que no los tengan todos, cumpleaños, navidades… Y ahora que lo pienso, Le Guin no ha vendido precisamente 2000 ejemplares de estas novelas. No tengo los datos, pero tranquilamente «La mano izquierda» y «Los desposeídos» acumulan más de diez reimpresiones cada una en diferentes formatos (tapa dura, tapa blanda y bolsillo) desde que se publicaron por primera vez. Es un nombre que suena fuera del mundillo, de la que habla bien hasta Almudena Grandes.

    Otra cosa es Ballard, del que Paco Porrúa reconocía que en España costaba vender la mayoría de sus obras. Supongo que es cuestión de probar y ser «razonable». Algo que entra en conflicto con las expectativas de las grandes editoriales, obsesionadas con los grandes números en tiempos cortos.

    Veremos.

    Nota: Ya sé que el guiño a la guía de Barceló está sobredimensionado (a ver si para el 2009…). Con la tirada y la distribución usual de Nova, la compraremos los mismos de siempre y serán pocos los «nuevos» lectores que se acerquen desde fuera. Pero yo fui uno de esos jóvenes lectores que usaron mucho la primera edición a comienzos de los 90 y gracias a él me acerqué a Le Guin. Por eso le perdono que también me invitase a leer obras de David Brin, Robert L. Forward…

  4. Anraman dijo:

    Una nota curiosa: el término »Omnibus» se está usando por parte de Timun Mas para la edición conjunta de »El Éxodo de los Gnomos» que acaba de salir. No sé si es la primera vez que se usa esta etiqueta en literatura fantástica en España (exceptuando cómics). Me parece significativo.

  5. Nacho dijo:

    Buff, se me había olvidado la pila de omnibuses que ha publicado Timun recopilando sus grandes éxitos: «El Elfo Oscuro», varios de la Dragonlance, las aventuras de Gotrek y Félix…

    http://tienda.cyberdark.net/buscador.php?p=coleccionistas

  6. seleucus dijo:

    Lo de Minotauro tiene delito. Son unos inútiles. Sólo hay que ver lo que hicieron con las dos últimas reimpresiones de Soy leyenda.

  7. Nacho dijo:

    ¿Qué han hecho? Por simple curiosidad.

  8. seleucus dijo:

    Ops, ni recordaba haber hecho ese comentario. Bueno, no sé si lo has leído en mi blog, pero las dos últimas reimpresiones de Soy leyenda han hecho ídem. En una han puesto de portada el cartel de la película, directamente, y en la otra un cartel aún peor, con una contraportada que no se ajusta al argumento de la obra. Es decir, que quien la ha escrito no ha leído la novela, ni nadie que la haya leído ha supervisado su trabajo. Grupo Planeta. Así funciona.

  9. Nacho dijo:

    Me ha sorprendido un poco ver el libro, porque los árboles de la portada son de un verde fosforito que llega a hacer daño a la vista. Además están en relieve y tienen un tacto la mar de extraño. ¡Tocad, tocad!

    Por cierto, la frase de portada es más propia de Nova que de Minotauro. Cito de memoria, pero viene a ser: las tres novelas de la autora de Terramar que ganaron el premio Hugo. Originales que son.

Los comentarios están cerrados.