Nace la revista Hélice

En pleno camino para hacerse con el control del mundo, la Asociación Cultural Xatafi acaba de lanzar a la red el primer número de la revista Hélice, una publicación electrónica en formato PDF centrada en la crítica de literatura fantástica. El comunicado de presentación que han preparado dice lo siguiente:

Hélice: Reflexiones críticas sobre ficción especulativa es una nueva revista bimestral en PDF, de descarga gratuita, iniciativa de la Asociación Cultural Xatafi. Nace con el objeto de abrir un espacio en castellano para la crítica seria y rigurosa en la literatura fantástica y la ficción especulativa; un tratamiento que ponga de manifiesto la calidad de la narrativa del género pero que no tema en señalar sus defectos, a fin de poder contribuir a su mejora, lejos de la autocomplacencia. Queremos plantear una forma de crítica literaria digna con los textos, con los lectores y con los propios críticos.

Cada número consta de tres bloques: Reflexiones, artículos y ensayos con argumentaciones trabajadas y exentos de opinión ligera e improvisada, que pretenden aportar en el terreno del género, sugerir y hacer recapacitar a lectores, autores y editores; Críticas, donde se analizan novelas y antologías desde su perspectiva literaria, estudiando su construcción, sus propuestas estéticas e ideológicas y su implicación en su tradición narrativa, reflexionando sobre ellas para ayudar en su comprensión y buscar un mayor deleite, sin limitarse a orientar en la compra; y Críticas enfrentadas, donde se proporcionan dos interpretaciones de una misma obra, no necesariamente opuestas pero sí complementarias, que constatan la pluralidad y la riqueza de los buenos libros que posee el género.

El primer número de la revista se puede descargar desde aquí.

A priori, para leer, me resultan más asequibles los portales que las revistas en formato pdf. Entré en el mundo de los artículos en la red a través de El archivo de Nessus, Bibliópolis o, un poco más tarde, Cyberdark y los pdfs me producen pereza; no me siento cómodo leyéndolos en pantalla y soy agarradeti con el papel y la tinta de la impresora. Pero entre que la maquetación que ha preparado Alejandro Moia es espectacular, muy legible, y que tengo una Palm, todo se soluciona (más si se convierte el pdf utilizando el programa RepliGo).

Además, el contenido de este primer número es aquilatado. En sus 41 páginas reúne:

+ «Sobre la Crítica», de Fernando Ángel Moreno
+ «La guerra de las galaxias y el mito artúrico», conversación entre Luis Alberto de Cuenca y Enrique Martínez Rico
+ Críticas de: «Que la Fuerza te acompañe», por Juan Manuel Santiago, «La mujer del viajero en el tiempo», por Eduardo Vaquerizo, «Negro», por Javier Vidiella, «Señores del Olimpo», por Eduardo-Martín Larequi, y «La casa de la colina negra», por Fidel Insúa

Bueno, también aparece un servidor con el texto que estaba escribiendo hace un mes y que me estaba trayendo de cabeza.

+ Crítica enfrentada de «Jonathan Strange y el señor Norrell», por Ignacio Illarregui Gárate y Alberto García-Teresa.

Texto en el que he contado con la corrección de mi buen amigo Iván Fernández Balbuena, que me hizo valiosas sugerencias.

Por ahora únicamente he leído la crítica que Eduardo-Martín Larequi hace de Señores del Olimpo, y su comentario es de alto octanaje.

Sólo me queda felicitar a la gente de Xatafi por esta iniciativa que, espero, se pueda asentar durante las próximas entregas.

Esta entrada fue publicada en Cosas de la red, Iniciativas singulares y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

12 respuestas a Nace la revista Hélice

  1. Anonymous dijo:

    ¿Tendrá algo que ver el famoso hilo sobre las revistas especializadas? O:-)

    No, en serio, tiene una pinta estupenda, se nota la dedicación y las ganas que la impulsan. Y EMHO aciertan al lanzarse al ruedo de Internet, porque sigo pensando que es Donde Hay Que Estar™.

    Y ya metidos en harina, respecto a la apología sobre la labor del crítico, no hay que perder nunca de vista que no es una actividad literaria de por sí, sino que tiene un objetivo: servir de guía al lector*. La crítica no es tanto decir si una obra es «buena o mala» como ser capaz de transmitir al lector de la reseña si la obra objeto de la misma le puede merecer la pena/agradar o no (y hacerlo sin reventarla, claro), además de valorar sus virtudes/defectos literarios.

    Puede parecer un criterio «utilista», pero como lector es lo que aprecio de una crítica: que sea capaz de tomar una decisión sobre la obra a partir de ella. No me importa que el crítico no coincida para nada con mis gustos. Lo que me interesa es que su referencia sea siempre consistente. El bias que haya que «corregir» entre él y yo ya me encargaré personalmente de hacerlo. O:-)


    * Por lo menos, si es un tipo de crítica orientada al lector. Si es un tipo de crítica orientada al experto, supongo que esas cuestiones ni se tienen en cuenta. Pero no creo que sea el caso ¿no?

  2. KesheR dijo:

    A mí me pasa lo mismo, donde esté un blog o una suscripción RSS que se quiten las revistas…

    Mucha suerte para la nueva, no obstante 🙂

  3. John Space dijo:

    Yo voto por ambos formatos, papel E Internet. Sobre todo con este monitor que me ha tocado sufrir.

  4. Anonymous dijo:

    jonh space, hazme caso: gastarse el dinero en un buen monitor es invertir en tus ojos. Aunque sigas imprimiendo.

  5. Nacho dijo:

    Javier -> ¿Tendrá algo que ver el famoso hilo sobre las revistas especializadas?

    Este blog no tiene tanta importancia 😉 Además la revista se lleva fraguando gran parte de este año.

    Y como John Space yo también voto por ambos formatos. Y fieles al papel hasta el final 😀

  6. Anonymous dijo:

    > Y fieles al papel hasta el final 😀

    ¿Hasta el final del papel? }:-)

    Tanto fetichismo por el formato «árboles muertos» me empieza a preocupar… 😛

  7. Anonymous dijo:

    Parece que el papel tiene su utilidad para los no-geeks, esa extraña variedad de gente que no se tira 20 horas al día pegados a un ordenador, a los que les gusta leer tanto en los ratos muertos en el tren como en su casa cómodamente arrellanados en un sillón y que no llevan una pda hasta para ir al baño. Vamos, que esa gente existe, los he visto… Es más, son los que más pasta se dejan en libros y tal, así que yo no lo llamaría tanto fetichismo como pragmatismo :p

  8. Anonymous dijo:

    > Parece que el papel tiene su utilidad para los no-geeks

    Yo incluso diría que tiene utilidad para los geeks. Ya lo decía Cohen el bárbaro: «agua caliente, buenoz dientez y papel higiénico zuave» }:-)

    > no llevan una pda hasta para ir al baño

    A ver si algún dia alguien se anima a regalarme una PDA…

  9. Javier Esteban Gayo dijo:

    pero que sea palm, que serán menos compatibles pero tiene el paquete de software más útil… lo dice un usuario de hp…

  10. Anonymous dijo:

    Puede que tenga fama de geek, pero la verdad es que de momento no me planteo lo de la PDA. No le termino de encontrar una utilidad (no digo que no sean útiles, ojo, sino que no sabría para qué usarla). De todas maneras, se agradece el consejo Javier.

    Así es la cosa, unos crían la fama y otros cardan la lana. O:-)

  11. Nacho dijo:

    Ey! Yo conozco al menos un caso que se lleva la PDA al baño para navegar por internet (cosas de tener WIFI) o para jugar a las conversiones de los clásicos de Lucasfilm/arts. ¡Que no se diga!

    Yo lo haría pero la mía ni WIFI ni puede mover un programa tan «avanzado» XD

  12. Javier Esteban Gayo dijo:

    Lo de mi comentario de los no-geeks no estaba centrado concretamente en ti, hombre :p Es más, yo creo que prácticamente todos los que pasamos por aquí lo somos, en cierta medida. Lo cual implica que estas discusiones sobre la pertinencia de sacar una publicación periódica en papel o no son un poco raras…

Los comentarios están cerrados.