¡SPAM! de Manel Fontdevila

¡SPAM!Durante este verano El Jueves está regalando unos libritos, Los inéditos de El Jueves, recopilando todo tipo de chistes y tiras cómicas de algunos de sus autores más representativos. La semana pasada le tocó el turno a uno de mis autores favoritos, Manel Fontdevila, al que ya he dedicado alguna que otra entrada:

El libro se titula ¡SPAM! y recoge historietas de todo tipo: los grandes espectáculos mediáticos del momento (la muerte del Papa, la guerra de Irak, la sucesión de Aznar, el nacimiento de la heredera de la corona…), sátiras sobre el arte del siglo XX, el chiste, el porno o la gripe aviar, varias portadas de la revista, e, incluso, alguna semblanza como “Héroes”, una historieta costumbrista sobre la fauna de los recreativos de barrio de los 70 y 80.

Como “adelanto” me quedo con las tres páginas que abren el volumen, la sátira sobre el arte en el siglo XX, una deformación mayúscula que resume lo que muchos acostumbran a pensar sobre algunas de las corrientes principales, incluyendo el arte hortera que solemos tener en nuestras casas.

El Arte en el siglo XX El Arte en el siglo XX

Es lo primero que leí. Las carcajadas fueron sonoras.

Al loro porque, si no se me ha pasado, antes del fin de agosto tiene que salir uno dedicado a Carlitos Fax, el tebeo de Albert Monteys que publicó Mister K y de obligada lectura, sobre todo si gusta Futurama. Además con tiras inéditas.

Esta entrada fue publicada en Tiras cómicas y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a ¡SPAM! de Manel Fontdevila

  1. fonz dijo:

    Está muy bien el librito aunque si fuera un pelo más grande se leería mejor.

    Es interesante comprobar como Fontdevila cuela historietas tan suyas como “Héroes” o esa tan surrealista y absurda sobre la evolución del humor, en una revista en un principio tan ajena a lo que hacía Fontdevila hace años. Pero vamos, que mola.

    Por cierto, la historieta de los Bribones del propio “Zafio I” que sale en ese mismo número de El Jueves está genial.

  2. Nacho dijo:

    Ojalá sacase tiempo para hacer más cosas en ese plan. Lo poco que le hemos podido leer (“Mantecatos” este “Héroes” o, en un registro diferente, “Lunes again”) son una pasada.

    Y “El jueves”, en general, flojito. Aunque también se salvan las teorías de la conspiración sobre el secuestro de Bernardo Vergara. Reales como la vida misma.

  3. fonz dijo:

    A mí la revista me ha parecido que está como siempre y con autores como Vergara, Alcázar o Ladislao Kubala incluso algo mejor que hace diez o quince años, en la época de la sobreexplotación de Ivá. Era una revista que me pillaba para ir de acampada y tolerar mejor el viaje en el borreguero Madrid-Bollullos o el poblaco que tocase. Pero creo que no la compraría en otra circunstancia, para lo que vale la pena del Jueves te pillas el albumcito del autor que te interesa y ya está. Como pasa con todas las revistas de historieta.

    Dicho esto, ya te digo que la revista como producto de humor de usar y tirar sobre la actualidad no me resulta peor que otras revistas de historietas, porque cuando compraba Cimoc, el Víbora, o incluso prozines gafapastas tipo TOS, sólo salvaba un par de historietas por número y eso si había suerte.

  4. Nacho dijo:

    Quizás esté bajo el síndrome de cualquier tiempo pasado… Pero no puedo quitarme de la cabeza que si gente como Óscar o Kim hace quince años, cuando yo también la compraba, comenzaban a tener un tufillo rancio ahora trascienden esta categoría de laaargo. Sólo hay que leer las páginas de El profesor Cojonciano o de Martínez el facha de este número. O, de forma más general, el noticiero, ni un pálido reflejo de lo que recuerdo, incluso de hace unos pocos años.

    Aunque reconozco que la renovación emprendida de unos años a esta parte ha introducido frescura de la mano de los nombres que citas. O, a veces, algunas de las marciandas de Darío Adanti.

  5. Nacho dijo:

    Ya que lo comento, mediocre el “Carlitos Fax” que se regaló hace un par de semanas. No ayuda mucho la edición, que obliga a leerlo con ayuda de una lupa, pero las historias pierden frescura a cada página que pasa y apenas hay un par que se salven. Me temo que la fórmula se agotó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *