El blog antes conocido como Reflexiones de un aburreovejas. Ahora, simplemente,…

Las personas que me conocen saben que soy excesivamente tiquismiquis con esos pequeños detalles que no son, para nada, importantes. Por ejemplo hace año y medio puse a prueba la paciencia de uno de mis tíos que me estaba ayudando a pintar las habitaciones del piso, señalando y corrigiendo una y otra vez las ínfimas faltas que sólo se veían con ayuda de una lupa. Con esto del blog me ocurre lo mismo y cuido más el aspecto de la entrada (que la imagen sea del tamaño, la nitidez y la posición adecuada, el formato del texto…) que la redacción en sí.

El caso es que estaba hasta el gorro de Blogger desde la actualización que, por narices, nos obligó a realizar hace unos meses. Chico clásico donde los haya, me gustaba cómo quedaba el Aburreovejas con su vieja plantilla y tener que migrar porque yo lo digo a la nueva versión me dejó un pequeño resquemor (otra de mis cualidades innatas; mantenerme contrariado por chorradas), acrecentado por detalles como perder el feed original o que en el agregador Onanismo naranja las bitácoras de blogger no aparezcan actualizadas correctamente en la hora en que lo han hecho. Grandes pecados, vive Dick.

Hace aproximadamente medio año la cornada laboral me obligó a hacer «algo». En un par de horas le cogí el tranquillo a WordPress, un sistema que, habiendo trabajado con blogger (y joomla), no es demasiado complicado de utilizar y con un potencial incomparablemente mayor (al igual que los problemas que puede ocasionar). El caso es que, desde el mismo comienzo de esta aventura, había querido tener mi propio blog y, viendo que estaba dentro de mis posibilidades, compré el dominio aburreovejas.com a la espera de poder cambiar. Ahora que he tenido unas horas para preparar la migración, he aquí el «nuevo» Aburreovejas. Nuevo por aquello del aspecto y el lugar que ocupa, porque por dentro se va a mover exactamente en los mismos parámetros que hasta ahora. Ya digo que soy animal de costumbres.

Ahora toca un tiempo de aclimatación, traducir la plantilla, dejar las entradas antiguas lo más presentables que pueda (hay detalles como los enlaces internos que tardarán en ser actualizados), probar algún que otro plug in para mejorar la experiencia y ver muchas menos visitas (se acabaron los internautas perdidos buscando señales de tráfico, mutiladas follando, Darth Vader follando con el traje…). Meteré la pata, habrá cambios de imagen más o menos radicales (ey, a probar plantillas), pero hay por delante dos meses para recuperar el hilo.

Desde luego aquí me vuelvo a sentir como en casa.

Esta entrada fue publicada en Sobre el blog. Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a El blog antes conocido como Reflexiones de un aburreovejas. Ahora, simplemente,…

  1. Stunt_Bum dijo:

    Ahora deberias enviar un mail a Onanismo Naranja para que actualicen el enlace.

  2. Nacho dijo:

    Gracias por recordármelo

  3. Álex Vidal dijo:

    Mola 🙂 Mi llavero tiene el mismo aspecto que tu icono de URL 😀
    Ya era hora, que se te echaba de menos en esto de la blogosfera. 😉

  4. Kaplan dijo:

    Enlace actualizado. Enhorabuena por el «corte de pelo».

  5. Cotrina dijo:

    Que te vaya bien en esta nueva etapa aburreovejil, compañero. 🙂

  6. fonz dijo:

    Hombre, mucha suerte con la mudanza, te ha quedao esto muy bonito y apañao, ahora sólo queda recuperar aquel ritmo frenético de actualizaciones que tanta envidia me daba…

  7. Iván Fernández Balbuena dijo:

    ¡Qué alegría! Ya era hora de que volvieses, te echaba de menos en esta faceta. Y espero con ansia cierta entrada que me prometiste no hace mucho 🙂

  8. Daniel Gonzalo dijo:

    Enlace Actualizado…. esto te ha quedado muy bien

Los comentarios están cerrados.