Elegía a los foros nonatos

Tenía dudas sobre qué asunto abordar en la segunda entrega de Nostalgia naranja; hay mucho de que hablar, algunas cosas conocidas, otras no, y no dosificar bien la información puede llevar a una relativa desilusión (no es mi intención vender humo). La cabeza me pedía trazar una trayectoria en espiral in crescendo, partiendo de cosas que eran públicas para pasar a otras que no lo eran tanto, y terminar con un gran aldabonazo. No obstante, qué mejor homenaje para cYbErDaRk.NeT que convertir esta serie en un recorrido un tanto anárquico sin imponer una estructura definida. Que sean la improvisación, la remembranza y el interés de este humilde y disgresivo juntapalabras los que vayan tejiendo la exposición según ésta vaya surgiendo.

Así que empezamos a lo grande con los foros nonatos.

Huelga comentar que todo surge de mi débil memoria, que recuerda las cosas a su manera. Vamos, que no me invento nada aunque puede haber algún que otro error no intencionado en los datos. Y las interpretaciones… eso ya sí que se me puede achacar al ciento por ciento. Mi visión de la web, su filosofía y funcionamiento interno fue, es y será tan personal como las otras miles que atesora cada usuario de los que vivieron la impresionante experiencia fandomítica que fue el universo naranja.

Los nuevos foros surgieron la primera semana de abril de 2003. La relación con el servidor que hospedaba hasta entonces cYbErDaRk.NeT había atravesado momentos tormentosos. Desde comienzos de 2002 el sitio no había hecho más que de crecer y de crecer, con un número ascendente de usuarios, participaciones cada vez más numerosas en los foros, nacimiento de abundantes grupos, un uso de la biblioteca en aumento, comenzaron a proliferar los artículos de portada con actualizaciones cada vez más pobladas,… Esto hacía que los planes de contratación se nos quedaran pequeños ante el ancho de banda consumido y el tráfico mensual de información, que subía y subía y subía.

Y, después de abundantes contratiempos (algunos sonados, como el que llevó a buscar una cuestación popular a comienzos de 2003), el 1 de abril de 2003 nos quedamos sin proveedor; a imagen y semejanza de los clientes que pasan dos o tres partes a la compañía de seguros en un «corto» periodo de tiempo nos vimos de patitas en la calle. Curiosamente dinero había debido a las aportaciones desinteresadas de muchos usuarios. Para asegurar la continuidad se desconectaron los foros mientras se preparaba la mudanza a una máquina nueva, esta vez especialmente dedicada (creo que fue entonces cuando nació el servidor mundosaparte), y se procedía a segmentar la web en dos: por un lado los foros, que se quedaban con el dominio foros.cyberdark.net, y por otro el resto de contenidos, que permanecían en cyberdark.net

Casualidades de la vida, entre los administradores se estaba planificando un poco una nueva estructura de la página, más racional, de forma que se pusiese un poco de orden entre el relativo caos en el que se vivía. Y como esos días sin tráfico supusieron un remanso de paz, David sacó tiempo para empezar a plantear unos foros nuevos. En un par de días ya tenía un nuevo aspecto y entró en una fase de pruebas que, como se pueden imaginar, sólo fue eso, una fase de pruebas que no pasó a más.

Esta es la imagen que tenía el invento

Realmente el aspecto, vistoso, no le hace justicia a su funcionamiento. Para que se hagan una idea era un sistema relativamente dinámico. Por ejemplo los grupos, ahora anidados dentro de sus respectivos foros temáticos, en un principio no se veían, sino que había que pinchar sobre un botoncito y entonces aparecían imitando los menús desplegables, con mucha suavidad. Se podía entrar dentro de cada uno de ellos y seguir las participaciones, aunque no se llegó a implementar (si no recuerdo mal, que ya he dicho que ha pasado bastante tiempo) la opción de introducir opiniones, y la última versión (ver las imágenes del final) incluía un buscador de hilos siguiendo varios criterios.

¿Por qué el asunto no pasó de aquí y quedó en agua de borrajas? Volvimos a tener pronto el servidor, David tuvo que hacer la mudanza (bastante complicada porque había que poner en contacto los dos segmentos que residían en «lugares» diferentes) y posteriormente no sacó tiempo para seguir con ello. Además, por el camino, se dio cuenta que después de 3 años el código sobre el que había construido la página necesitaba una reescritura desde la base. Todas las innovaciones introducidas en los meses anteriores (y después de este momento que estoy hablando) o la solución de los diversos problemas que se habían atravesado se afrontaron siguiendo el lema construyamos a partir de lo que hay, en plan «parche», quizás sin un criterio demasiado estructurado (la página, a pesar de su éxito, siempre adoleció, entre otras cosas, de una cierta incapacidad para preveer el futuro y las necesidades que podrían llegar con el crecimiento desmesurado que tuvo). Supuestamente esa reescritura podía haberse realizado durante el verano de 2003 pero entre el trabajo habitual del jefe y que los siguientes seis meses fueron mucho más plácidos, quedó en suspenso sine die.

Un par de vistazos más a otros diseños en fase de pruebas

Desde luego, desde el punto de vista del diseño, da mucha rabia que nunca se llevasen a cabo. Eran una pasada.

Esta entrada fue publicada en Nostalgia naranja y etiquetada . Guarda el enlace permanente.