Entrevista a Ursula K. Le Guin en Las doce moradas

En Las doce moradas del viento, la web dedicada a Ursula K. Le Guin en español, está disponible desde ayer por la noche una entrevista a la autora realizada especialmente para la web. Está centrada en su última traducción al español, Los dones (recién publicada por Minotauro), la relación entre cine y literatura, y las dos recientes adaptaciones que se han realizado de Terramar al cine: tanto la película para televisión como la todavía por estrenar en España que ha realizado Goro Miyazaki sobre La costa más lejana y Tehanu.

Acerca de las libertades (por utilizar un calificativo suave) tomadas por los guionistas en las dos adaptaciones expresa lo siguiente:

Posiblemente, una de las cosas que contribuyeron a este curioso descuido para con el texto es el hecho de que el autor es una mujer. Tanto el Sci Fi Channel como el Estudio Ghibli están extremadamente centrados en lo masculino (los héroes de Hayao Miyazaki son mayoritariamente mujeres, pero su estudio está dirigido completamente por hombres). Me pregunto si los hombres piensan: bueno, ésta no es el Profesor Tolkien, sólo es una vieja, y las mujeres no saben realmente lo que están haciendo, así que vamos a reescribir su historia (insertando una buena cantidad de histeria y derramamiento de sangre por el camino) y haremos con su libro nuestra película de machotes. Esta cooptación y malinterpretación de la obra escrita de las mujeres por parte de los hombres es muy frecuente.

Aunque después reconoce

creo que debe permitirse a un cineasta tomarse todo tipo de libertades al convertir una novela en una película. ¡Son dos medios tan distintos!

Podéis leerla entera aquí.

Esta entrada fue publicada en Cosas de la red. Guarda el enlace permanente.

13 respuestas a Entrevista a Ursula K. Le Guin en Las doce moradas

  1. Arturo Villarrubia dijo:

    Por decirlo suavemnte el comentario sobre Miyazaki padre es manipulativo. Puede que su hijo sea un inepto pero de ahi a acusar al pdre de machismo va un mundo.

  2. Paola Castagno dijo:

    Antes que nada, agradecer a Nacho que haya dedicado esta entrada en su blog a la entrevista a Ursula K. Le Guin 🙂

    En segundo lugar, diría que arturo villarubia, a su vez, está manipulando las palabras de Le Guin. 🙂 Lo que ella dice es que el Studio Ghibli está dirigido por hombres (a pesar de que muchos de los personajes de Hayao Miyazaki sean mujeres). Lo que viene a continuación es un comentario de la autora en el que expresa lo que ella cree que pueden pensar algunos hombres acerca de las obras escritas por mujeres. No entiendo en ningún momento que Le Guin esté acusando directamente a Miyazaki padre (en particular) de ser un machista 🙂

    De todas formas, lo que es un hecho innegable es que, por el momento, no se ha conseguido llevar a cabo una adaptación aceptable de Terramar de Ursula. ¿Será porque mucha gente no entiende cuál es el espíritu de su obra? Tal vez pase lo que le pasó a Peter Jackson con Tolkien… Hay gente que no concibe una película sin batallas y sangre a raudales 🙂

    Un saludo 🙂 y de nuevo gracias a Nacho por su apoyo.

  3. arturo villarrubia dijo:

    ¿Estas diciendo en serio Paola que tenemos que entender que la primera y segunda parte del párrafo son independientes y que no se debe establecer ninguna correlación entre las mismas?¿ Te importaría aclárame porque razón se cita a Hayao Miyazaki en el párrafo, y no a su hijo, y que relación ha tenido Hayao Miyazaki con la adaptación de Terramar?

  4. Nacho dijo:

    Le Guin explica pormenorizadamente su visión de la película y cómo tergiversa sus libros en

    http://www.docemoradas.com/leguin/ver/590/titulo/Gedo-Senki–una-primera-respuesta

    Hay un párrafo que lo resume

    Tanto los cineastas americanos como los japoneses han tratado estos libros como minas desde las que extraer los nombres y algunos pocos conceptos, sacando partes y detalles fuera de contexto, y reemplazando la/s historia/s por una trama totalmente diferente, que carece de coherencia y consistencia. Me maravilla la falta de respeto que se muestra no sólo a los libros sino también a los lectores.

    Abreviando, la fantasía medieval en el cine se concibe como un medio evasivo en el que, parafraseando al Maki, si no hay tiros el público (generalmente el masculino) se aburre. En los libros de Le Guin no hay tiros, ni conflictos que se resuelvan con la violencia, ni chico que encuentra chica,… Así que se inventa.

    Aunque como se ha dicho por ahí, Le Guin debería saber que cuando se venden los derechos ya sabe lo que puede ocurrir. Si no te gusta, no vendas.

  5. Nacho dijo:

    Por cierto, el enlace anterior también explica por qué Le Guin se siente traicionada por Miyazaki.

    Jean Mallart escribió un post muy divertido sobre el tema hace un par de meses

    http://mallart.blogspot.com/2006/09/terramar-by-ghibli.html

  6. Nacho dijo:

    Paola -> y de nuevo gracias a Nacho por su apoyo

    Aunque no participe en la web, la sigo periódicamente. Es una iniciativa singular y sumamente provechosa. ¡Seguid así!

  7. Ataulfo dijo:

    Bueno, yo no opinaré hasta que no vea la adaptación de estudio Ghibli, que no respete el espíritu de la novela no implica que no merezca la pena (sino habría que denigrar a Tarkovsky). Aún así los comentarios de Le Guin me parecen algo descorazonadores en cuanto al filme en cuestión.

    Y bueno, el tema de los hombres y las mujeres que dice Le Guin tampoco me convence demasiado.

  8. Nacho dijo:

    Habría estado bien que Kelvin hubiese bajado con un lanzacohetes hasta Solaris a enfrentarse con unas cuantas asimetriadas y mimoides XD

    Y yo también esperaré a ver la película para juzgar. Eso sí, espero que se estrene en un tiempo razonable, porque al paso que se estrena aquí cada película de Ghibli pueden pasar, tranquilamente, un par de años.

  9. Fran Ontanaya dijo:

    No sé por qué se siente un caso especial. Esto ocurre con casi todas las adaptaciones, indistintamente de género o condición.

  10. Ataulfo dijo:

    El tema es la distribución. “El Castillo Ambulante” estuvo en el limbo bastante tiempo, y tardó casi dos años en llegarnos. También hay que tener en cuenta que aquí no salen todas las películas de Ghibli, de hecho las que no son de Miyazaki suelen ir directamente al DVD tras incontables años de retraso, aunque yo creo que está si se molestarán en distribuirla un poco, aunque sólo sea porque el libro es conocidillo y salen dragones. Lo mismico que Eragon, vamos.

  11. arturo villarrubia dijo:

    Abreviando, la fantasía medieval en el cine se concibe como un medio evasivo en el que, parafraseando al Maki, si no hay tiros el público (generalmente el masculino) se aburre. En los libros de Le Guin no hay tiros, ni conflictos que se resuelvan con la violencia, ni chico que encuentra chica,… Así que se inventa.
    __________

    Habrá sido todo lo traicionada que quieras pero por el hijo y no por el padre. El padre es el responsable de “Mi vecino Totoro”,”Porco Roso,””La princesa Mononoke”,”El viaje de Chihiro” “El castillo ambulante” a los cuales no tienen absolutamente nada que ver con lo que dices

  12. Nacho dijo:

    Habrá sido todo lo traicionada que quieras

    No lo que yo quiera. Lo que *ella* dice y se siente. O igual hemos leído dos textos diferentes…

    fran -> Creo que la filosofía correcta en esto de las adaptaciones es la que comentaba Richard Morgan en la pasada AsturCon. Morgan se ha podido profesionalizar porque la Warner le pagó una suma muy importante de dinero por los derechos de “Carbono alterado”. Si algún día se filma una película, irá a verla al cine, probablemente se subirá por las paredes con los cambios que introduzcan pero, seguramente, callará porque gracias a ello ha podido dedicarse a la escritura a tiempo completo. Es el precio que ha tenido que pagar.

    Le Guin, si quería haber controlado la obra, tenía que haber firmado un contrato más restrictivo (que no se lo hubiesen ofrecido), o no haber permitido hacer nada. Como Bill Watterson. Y tan feliz.

    Aunque si a mi me viene Miyazaki y me dice que su estudio, con su supervisión, va a hacer una película basada en algo que he escrito seguramente les dejaría. Hasta las películas que producen otros, como “La tumba de las luciérnagas”, me apasionan.

  13. Ataulfo dijo:

    Tengo entendido que una de las razones por las que Leguin se sintió traicionada es porque no fue Miyazaki padre el que desarrolló el proyecto al final, como pensaba ella al principio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *