The Blower’s Daughter

Hay veces que una canción se te mete entre oído y oído y no puedes quitártela de la cabeza en muuuuuucho tiempo. Eso me ha ocurrido recientemente con la intimista «The Blower’s Daughter», del irlandés Damien Rice, que figura en la banda sonora Closer. Una película que, a través de un atractivo reparto y un guión incisivo, aborda un retrato de cómo se viven el amor y el sexo en una parte importante de nuestra sociedad.

La canción suena dos veces. Al comienzo y al final, en sendas secuencias en las que entre los viandantes de una ciudad (Londres primero y Nueva York al final) camina con soltura y desparpajo Natalie Portman. En el primer caso cruzando significativas miradas con Jude Law, al que está a punto de conocer y que será su dolorosa pareja durante un tiempo, y en la conclusión mientas es «degustada» por anónimos caminantes que se dan la vuelta a su paso.

La canción de Rice, aunque realmente no cuenta mucho, en conjunción con las imágenes evoca de forma admirable diversas circunstancias surgidas del puro deseo; por un lado ese gusto tan narcisista de atraer, por un instante, la mirada de otra persona; por otro el dar rienda suelta a nuestra imaginación para idear una imposible historia de amor nacida a partir de ese etereo intercambio; también, solazarse con el anhelo de conseguir aquello que está fuera de nuestro alcance;… Y, por encima de todo, esa voluble y embriagadora idea que es sentirse atraído por alguien de forma compulsiva… hasta que se encuentra otro objeto de deseo.

Eso sí, ¿por qué se llama «The Blower’s Daughter»?

La letra:

And so it is
Just like you said it would be
Life goes easy on me
Most of the time
And so it is
The shorter story
No love, no glory
No hero in her sky

I can’t take my eyes off of you
I can’t take my eyes off you
I can’t take my eyes off of you
I can’t take my eyes off you
I can’t take my eyes off you
I can’t take my eyes…

And so it is
Just like you said it should be
We’ll both forget the breeze
Most of the time
And so it is
The colder water
The blower’s daughter
The pupil in denial

I can’t take my eyes off of you
I can’t take my eyes off you
I can’t take my eyes off of you
I can’t take my eyes off you
I can’t take my eyes off you
I can’t take my eyes…

Did I say that I loathe you?
Did I say that I want to
Leave it all behind?

I can’t take my mind off of you
I can’t take my mind off you
I can’t take my mind off of you
I can’t take my mind off you
I can’t take my mind off you
I can’t take my mind…
My mind…my mind…
‘Til I find somebody new


Esta entrada fue publicada en Música y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a The Blower’s Daughter

  1. Anonymous dijo:

    la cancion me ecanta y tambien al igual q a ti me atrapò, la escucho muchas veces es preciosa, nunk me vi la pelicula sin embargo con solo saber q ai aparece la cancion me dan ganas de verla.

  2. Anonymous dijo:

    me encanto!!! como tu logras transmitir sensaciones al igual que la pelicula y la canción, tembién a mi me atrapo.

    ab

  3. Anonymous dijo:

    NO no no me encanto la cancion es hermosa!!!
    Me la dedico una chava que conoci por obra del destino, por sierto muy raro nuestro encuentro y me pasa algo similar a la pelicula.
    QUE HERMOSA CANCION!!!

  4. Anonymous dijo:

    Soy de Argentina y unas de mis actricez preferidas a nivel internacional es NATALIE PORTMAN,la pelicula me encanto!!!!mi vi reflejada en varios momentos,sera por eso…y de la cancion,no se que decir,es la mas hermosa melodia que escuche en mi vida…me estremece mucho

  5. Anonymous dijo:

    es una cancion triste con una melodia dulce… y que ahora me pone muy triste

  6. Anonymous dijo:

    The Blower’s Daughter es un mito celta. El dios que controlaba el viento (the blower) tenía una hija. Ella se enamoró del dios del mar. Su padre le prohibió estar con su amor y la «desterró» (¿descieló?) a vivir como mortal en la tierra. El dios del mar decidió vivir en la tierra con ella como mortal, pero–si pudiera enseñar a respirar bajo el agua a la «Blower’s Daughter,» los dos podrían vivir juntos en el mar para la eternidad. La única pega–no podía decir nada de eso a ella.

    Así vivieron juntos muchos años y ella nunca llegó a entender porqué tenía que aprender a respirar bajo el agua. Y como no creía que era posible, no lo logró. Al final, ancianos y debilies los dos, él la lleva al fondo del mar y ella muere lentamente ahogada. El dios del mar vuelve a su reino y tiene que vivir para la eternidad solo y destrozado.

  7. Nacho dijo:

    Muchas gracias por contarnos la leyenda. Hay que reconocer que los mitos celtas son ricos y tremendamente melancólicos.

  8. Anonymous dijo:

    al fin alguien que explicó la letra aunque la melodía se disfrutaba igual no está completa hasta que la letra tenga sentido gracias- nidia

  9. DaNy dijo:

    El nombre de la canión no viene de un mito Celta. Demien Rice tuvo una relación con la hija de su profesor de flauta, y le escribio esa canción a ella. Lo escuche en una entrevista de Channel 4 (UK). La playa donde es grabado el video, es su plya preferida.

Los comentarios están cerrados.