La bolsa de bienvenida

Modo homenaje ON

La bolsa de bienvenida contenía lo siguiente:

  • El programa de actos (no disponible hasta la tarde del viernes y en una versión sin cerrar).
  • Papeleta para votar los premios Ignotus.
  • Folleto de la asociación española de fantasía, ciencia ficción y terror (impreso en color).
  • Guía de Vigo en gallego (a elegir entre esta y una en inglés; la española se acabó el viernes por la tarde).
  • Folleto del restaurante chino Shanghai.
  • Anuncio de la Marisquería Bahía, restaurante oficial de la IberCon, con un menú especial para asistentes a la IberCon (20 €) y publicidad sobre su servicio de Marisco cocido a domicilio para toda España (verídico).
  • Cuestionario del concurso Data (un folio impreso por las dos caras).
  • Anuncio de Ediciones Espiral sobre sus últimas novedades y con un cupón de suscripción (folio amarillo fotocopiado por las dos caras).
  • Anuncio de tamaño DIN A6 de La casa del Libro (color amarillo).
  • Un ejemplar de Ciudadano del espacio, de Robert Sheckley, editado por la Semana Negra en apoyo a su autor y cedido por Gigamesh.
  • Cuatro marcapáginas de Gigamesh cedidos por Gigamesh.
  • Bolsa de plástico amarillo cedida por La casa del libro.

Modo homenaje OFF

Esta entrada fue publicada en IberCon 2005. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a La bolsa de bienvenida

  1. Nacho dijo:

    El precio de la inscripción era

    21 euros para todos los días
    16,8 euros para los miembros de las asociaciones que apoyaban la Con

    En ambos casos con derecho a la bolsa de bienvenida. Además había la opción de ir día a día, a un precio de 6 euros(sin derecho a bolsa)

    Por motivos económicos (íbamos a estar dos días y medio) nos pillamos dos entradas de día (tarde de sábado y mañana de domingo; tarde de domingo y mañana de lunes). Y, gracias a la generosidad del encargado de la mesa (si no recuerdo mal, Ignacio Diz) nos dieron sendas bolsas de bienvenida y el derecho a entrar el sábado por la mañana.

    Viendo el conjunto (contenido de la bolsa, flexibilidad a la hora de pagar la entrada,…) no entiendo cómo alguien pudo pagar 21 euros por esto. Aunque por ahí hay gente que no entiende como pudimos llegar a pagar la segunda entrada…

  2. Alfredo Álamo dijo:

    Es que en una de las bolsas había un folleto del “Shanghai” de color dorado que te permitía entrar a la fábrica de glutamato de Wily Wonka 😉

  3. Juanma dijo:

    Pues el folleto del Shanghai me vino de puta madre para meterlo en los zapatos y que se absorbiese el agua de lluvia que los había calado. Entre eso y la sopa agripicante del domingo creo que no pillé La Madre de Todos los Trancazos.

    Desde esta humilde tribuna quisiera agradecerle al restaurante Shanghai su contribución a que la BarraCon no se saldase con víctimas. 🙂

Los comentarios están cerrados.