La locura del Falling

Ha llegado el momento de alejarse del interés general (por llamarlo de alguna manera) y hablar del Falling. Desencadenante de una locura que nos atrapó a cinco impresentables durante dos días y que, lástima, no volveré a probar en un tiempo. Por lo que me han comentado, está descatalogado y resulta bastante difícil hacerse con una copia. Con lo que lo íbamos a disfrutar en la tertulia de Santander…

La cosa fue más o menos como sigue. El sábado, de charla con Santi Eximeno, comenzamos a hablar de su pasión por multitud de juegos de mesa, cartas, consolas, ordenador (molan sus camisetas retro de antiguos videojuegos),… o, incluso, su labor como creador (Kaothic Games). Y, qué casualidad, en su bolsa llevaba unos cuantos juegos de cartas para echar unas manos en alguno de los múltiples tiempos muertos que acechan en una convención. Estaba el Give me the brain!, cuyo modus operandi es delirante (zombies con cartas que buscan la manera de hacerse con el único cerebro disponible que les ayude a descartarse de toda su mano), uno sobre películas (no recuerdo el título), y el Falling. Una desquiciada carrera por ver quién se mata el último.

¿En qué consiste? A ver si “me se” entiende.

Los jugadores se tiran por la ventana de un edificio bastante alto y el árbitro que maneja el mazo les va tirando una carta por cabeza que marca su acercamiento al suelo. Hay diferenes tipos de cartas, que se pueden usar cogiéndolas de una en una y situándolas delante del montoncito de cartas que se estime conveniente (el suyo o el de los contrincantes).

Tenemos el HIT, que echa una carta de más en el montón correspondiente; el SKIP, que provoca un salto de turno (no te echan carta); el SPLIT, que sitúa un montón adicional al jugador que le toque (ideal al comienzo para ganar cartas útiles, un dolor de cabeza cuando estás cerca del suelo); el GRAB, que sirve para coger la carta de otro contendiente; el PUSH, que se utiliza para pasar una carta que tengas delante tuyo a otro jugador; el STOP, que anula cualquier carta sobre la mesa; el EXTRA, que duplica el valor de la carta sobre la que actúa; y, por último, el temido e inevitable GROUND, situada al final del mazo y que marca la conclusión de la partida si no puedes esquivarlo.

El juego comienza siendo, como todos, dubitativo y torpe. Hay que hacerse con las cartas, aprender cuándo interesa utilizar cada una, descubrir cómo y cuándo se debe putear a tus compañeros,… con el handicap de la rapidez a la que se suceden los acontecimientos. Al principio una partida lleva unos dos minutos y medio, y cuando has ganado mecánica se llega a emplear menos de un minuto.

Durante ese tiempo tan mínimo uno atraviesa distintas fases como la parsimonia inicial, con los suicidas comportándose con tranquilidad haciendo uso de jugadas conservadoras (salvo esporádicos cotrinazos), acelerándose el pulso hasta alcanzar el frenesí más exaltado desencadenado por la cercanía del suelo, que inevitablemente conduce a todo tipo de puteos, puñaladas traperas, choques que deben ser resueltos por el árbitro,… y jugadas tan estúpidas como sólo una mente al borde del colapso puede ejecutar.

No sé si parece complicado, idiota, descabellado, incoherente,… Pero a las tres partidas ya estábamos enganchados y nos pasamos bastante tiempo del sábado por la tarde en el Cosmos, suicidándonos compulsivamente, atrapados en un adictivo ciclo infinito con una evidente secuela: un agudo síndrome de abstinencia. Síndrome que nos dejó en triste evidencia tras la entrega de los Ignotus, en nuestra mesa echando una y otra y otra mano. Que lo haga un servidor, triste friki de a pie tan tímido como desapercibido, tiene un pase. Pero que participen en ella el dos veces ganador de un premio Ignotus José Antonio Cotrina, el dos veces ganador del premio Ignotus Santiago Eximeno (lo de Xatafi también cuenta), el una vez ganador del premio Ignotus Fernando Ángel Moreno (uno de los artífices de Paura), y el futurible ganador del premio Ignotus Juan Díez Olmedo… tiene delito. Ellos también contribuyeron a que la IberCon cogiese la fama que ha cogido.


De izquierda a derecha: Santiago Eximeno, Fernando Ángel Moreno, Juan Díaz Olmedo, José Antonio Cotrina y un servidor. Todos bajo la atenta mirada de Carlos Balseiro, sumergido en la tarea de descubrir la mecánica del juego sin preguntar las reglas.

Esta entrada fue publicada en IberCon 2005, Juegos. Guarda el enlace permanente.

13 respuestas a La locura del Falling

  1. Juanma dijo:

    Panda de frikis. :-PPPPPPP

  2. Cotrina dijo:

    A mí es que me pones una baraja de cartas delante que tenga colorines llamativos y pierdo el sentido…

  3. Álex Vidal dijo:

    Pero qué pandilla de impresentables. ¡Dónde están esas composturas, ese saber estar, esas maneras! ¡Que estáis en la mesa de los Ignotus! ¿Os imagináis acaso a la Janer y al Marsé echándose unas partiditas de Falling en la entrega del Planeta?

    Mmm… Hubiese sido interesante, ciertamente. Aunque creo que lo hubiesen jugado en plan rol en vivo XD

  4. Blackonion dijo:

    Oooooooooh como mola!! :D:D:D

    Yo lo quiero!! 😀

  5. Blackonion dijo:

    Por cierto, acabo de visitar la página de kaotic games y resulta que ya la conocia pero no sabia que era de Eximeno.

    Los juegos que presenta son raritos, raritos, por cierto. No acabé de pillar del todo el concepto de “piecepack”, pero supongo que es normal si te limitas a mirar los pdfs, que hace falta tenerlo en la mano y probar a jugar.

    A ver si le doy una oportunidad un dia de estos.

  6. Santiago Eximeno dijo:

    Nacho, el juego de películas se llama “Grave Robbers from Outer Space”, y ya que estamos, te recomiendo otros dos:
    “Plague & Pestilence”
    “Lunch Money” (de este también llevaba camisetas) 🙂
    Y queda bien la imagen de las cartas sobre la mesa, rodeadas de Ignotus 🙂
    Blackonion, pásate por http://www.piecepack.org para que veas el juego genérico, “Castles” está desarrollado sobre piecepack y, ciertamente, es rarito 🙂 “Kaiju” es más sencillo (bebe del “Zombies!!!” y del “Giant Monsters…”), aunque se tarda más en prepararlo (imprimir, recortar y todo el rollo). Dame esa segunda oportunidad, dame, dame 🙂

  7. Yarhel (Enric Quílez) dijo:

    Bueeeeno, al fin me ha quedado claro lo que es el falling 🙂

  8. Anonymous dijo:

    Nacho, Santiago, tenemos que discutir unos honorarios para que hagais artículos sobre juegos para mi web 🙂

    Pena que el Falling esté tan imposible de conseguir, yo también tenía ganas de hacerme con uno 🙁

  9. Nacho dijo:

    Santi, el zombies muy bien. Es un poco chungo jugar con los perros, que tienen una tirada superior a los zombies. Pero en nuestra primera partida Paula y yo nos hicimos todo tipo de “perrerías” según íbamos descubriendo su funcionamiento. A ver si liamos a alguien para aumentar el número.

    Y el “Munchkin”, bien. Aunque me jodió no ganar ni una de las dos partidas que jugamos (a 4 jugadores).

    usuario anónimos (supongo que serás Carlos) -> Viva http://www.frikidonia.com !!!!

  10. Blackonion dijo:

    Que envidia me dais :(.

    A ver cuando vuelvo a conseguir masa critica para poder volver a jugar a juegos de mesa…

    Al zombies jugué hace tiempo y mola bastante. Y el que es bastante divertido tambien es el Lord of the Fries (es de la misma casa que el Give me the brain. Va de una cadena de supermercados regentados por zombies).

    Por cierto que hay un juego divertidisimo y muy poco conocido llamado Frag, de Steve Jackson Games. A ver si escribo un post sobre él. Es un simulador de Quake en tablero.

    ¿No hay ninguna web en castellano con foros sobre juegos de mesa?

  11. Santiago Eximeno dijo:

    Pásate por
    http://ludere.ual.es/bsk/
    Allí tienen un fanzine (Tabula Rasa) sobre juegos de mesa, entre cientos de otras cosas.

  12. Anonymous dijo:

    (spam)
    En la web de mi tienda, http://www.frikidonia.com , hay un foro de juegos de tablero. Está un poco vacío, por que acaba de abrir, pero los usuarios de la página saben bastante y a poco que salte la liebre se anima la conversación.

    Pasaos por allí que sereis bien recibidos.
    (/spam)

  13. Blackonion dijo:

    Apuntados quedan ambos sitios, para visitar y explorar ;).

    Por cierto, no se si lo conoceis, pero hay una versión de Settlers of Catan online, gratuita: http://www.s3dconnector.net/

    Si algun dia quereis echar una partida on-line…. 😉 ya sabeis donde estoy.

Los comentarios están cerrados.