Ex Machina 2, Buen tiempo, Más malas ventas, JLA: Clasificado y Les llamaban… Los Defensores

Comenzamos esta nueva entrega de Píldoras con el segundo tomo de Ex Machina, que continúa las pautas delimitadas en el primero. El alcalde de Nueva York, ayudado por sus asesores, su encanto y la capacidad de controlar con su voz cualquier máquina, tiene que enfrentarse ahora con la controversia generada por los matrimonios homosexuales, la posibilidad de iniciar una relación sentimental con una periodista y la irrupción de unos macabros hallazgos en el metro que pueden estar conectados con la fuente de sus poderes. Mientras, una serie de flashbacks sitúan su relación con un agente de la NSA que investigó su caso y su familia. Se mantiene el sabor agradable con una estructura un poco más sencilla, buenos diálogos, un ritmo televisivo y sólo se echa en falta un poco más de caña. A ver qué tal las próximas entregas y si se deciden a hacer una serie de televisión con ella; estaría realmente bien.

Cambiando de registro, con más de un año de retraso he leído Buen tiempo, de Joe Matt. Matt es conocido en España por su serie Peepshow, traducido por La Cúpula como Pobre Cabrón, un tebeo autobiográfico en el que relata su vida diaria y se retrata como un individuo egoísta, pajero, chantajista, sucio, manipulador, misógino,… haciendo gala de un patetismo inigualable. Buen tiempo viene a ser lo mismo pero centrado en su adolescencia, con un joven Matt que es el centro de su universo, somete a terribles chantajes emocionales a su madre, utiliza a sus amigos para conseguir cualquier fin, se burla de los que son más débiles que él,… viviendo un episodio a lo Aquellos maravillosos años que se puede leer sin conocer nada más sobre el personaje. Destacar el conseguidísimo estilo cartoon habitual de Matt y que hace mucho más soportables las andanzas de este desgraciado; le quita parte del hierro a la manera en que trata a sus semejantes. Con un estilo realista sería insoportable.

En la entrada sobre 100 € para el Saló de este año seleccionaba el tomo Más malas ventas de Alex Robinson, en el que la editorial Astiberri recuperaba una serie de historietas relacionadas con la serie Malas ventas que habían quedado fuera de los tomos publicados hace tres años. Craso error. No tanto por el material que contiene, que más o menos ya preveía de perfil bajo, como por la pésima calidad del formato elegido, casi en las antípodas del original. A parte de que la traducción ha sido encargada a una persona diferente, rompiendo con la unicidad de la obra, se ha acudido a un papel no satinado y se ha prescindido del dossier de notas de traducción que venía al final de cada tomo. Que no es imprescindible para entender la serie pero gustaba para descubrir a qué canciones, películas, personajes,… se referían los protagonistas. Si algún fan de Malas ventas no lo ha comprado, que guarde el dinero para Estafados, la nueva obra de Robinson avalada por el premio Harvey al mejor álbum y que publica este mes la misma editorial…. esperemos que con una edición más cuidada.

Retornando a los superhéroes, dos decepciones más (este píldoras me ha salido de perfil bajo). Primero JLA: Clasificado, el retorno de Grant Morrison a la JLA, la serie que, con el Stormwatch de Warren Ellis, supuso la refundación de los tebeos de supergrupos a lo bestia: grandes amenazas, imaginación desatada, personajes sin complejos, conspiraciones,… Una historia que nada tiene que ver con la interesante etapa inicial de la serie o su notable JLA: Tierra 2, en parte porque aquí se abusan de las referencias a la continuidad de la JLA o los Ultramarines, grupo del que no tengo ni la más remota idea; en parte porque la narrativa de McGuinnes es del todo inexistente y cuesta un huevo seguir la historia. Historia que, dicho sea de paso, es la cosa más sencillita que le he leído a Morrison y que sólo se enrevesa por la nula habilidad de McGuinnes a la hora de plasmar el guión.

Dicen que es el episodio del que parte Seven Soldiers of Victory, su (pen)último megaproyecto de superhéroes para DC. Después de leer esto, espero que sea otra cosa.

Y cómo me he aburrido con el tomo de Les llamaban… Los Defensores de Giffen, DeMatties y Maguire. El tándem que convirtió los tebeos de la Liga de la Justicia de finales de los años 80 en una de las series más divertidas de todos los tiempos, llena de frescura, situaciones cómicas y conversaciones chispeantes, naufraga miserablemente a la hora de trasladar su estilo al universo Marvel. Quizás porque Los defensores son el grupo menos indicado sobre el cual aplicar su receta. Y es que cuando el diálogo y la interacción entre personajes lo son todo en sus historias, poco se puede hacer cuando todo lo que tienes se reduce al monosilábico Hulk y a los grandilocuentes Dr. Extraño y Namor. Así que en cuanto las chanzas a costa de, por un lado, estos dos últimos y, por otro sus enemigos, Dormammu y Umar dan todo lo que podían dar de sí… comienza una reiteración sin chicha que no se sostiene ni con el habitual repertorio gestual de Maguire. Si a esto le unimos la deficiente edición de Panini, mejor dejarlo pasar y gastarse el dinero en la reedición de su etapa clásica en la JLA que está recuperando Planeta. Ahora mismo en la etapa ilustrada por el excelso Adam Hughes.

Esta entrada fue publicada en Píldoras. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Ex Machina 2, Buen tiempo, Más malas ventas, JLA: Clasificado y Les llamaban… Los Defensores

  1. zardoz dijo:

    En lo de Morrison, no olvidarse de los WildCATS de Robinson y despues Moore como otro supergrupo de los 90 “fuente” de lo que estamos leyendo ahora. Historias cañeras que superaban por todos los flancos a los sosones Busiek, Waid y compañía.

    Y tambien me esta gustando “Ex Machina”. Aunque lo este pagando a precio de Norma…

  2. arturo villarrubia dijo:

    Los defensores me gusto.. en inglés.
    A ver como han traducido el dialago.
    Justice Leaque es prescindible y el proyecto de Seven Soldiers ha terminado colapsandose. Morrison lo ha escrito sobre la marcha y se nota. Esta lleno de Deux ex machina, incoherencias y trampas narrativas. Se anunciaron cmo siete miniseries auto-concluyentes que resultaron tener finales abiertos de cara a un especial que ha salido con seis meses de retraso. Todo muy bien dibujado eso si.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *