The Shield (1ª temporada)

The Shield. Nótese cómo está el escudo de policía.Hacía tiempo que no me lo pasaba tan bien con una historia televisiva sobre policías. Por los trece episodios que llevo vistos, la primera temporada al completo, The Shield huye de la moda de los crímenes de arte y ensayo, la aplicación de los últimos medios científico-tecnológicos, los criminales que fuerzan al máximo las habilidades deductivas y psicológicas de los investigadores… y se centra, como ocurría en Canción triste de Hill Street, en el día a día de una comisaria de distrito. Apuesta por la caracterización y la dinámica de personajes mientras explora los límites éticos en el cumplimiento de la ley.

Su eje argumental parte del duelo entre un poli “malo”, Vic Mackey, interpretado por un apoteósico Michael Chiklis que ha nacido para interpretar este papel, y uno “bueno”, el capitán David Aceveda, un más sosito Benito Martínez. El primero comanda una unidad “piloto” del departamento de policía de Los Ángeles, el Equipo de Asalto, que utiliza todos los medios a su alcance, legales e ilegales, para combatir el crimen. El típico poli expeditivo al que se acude cuando hay que ablandar a un sospechoso o conocer qué se cuece en lo más bajo de los bajos fondos.

Sin embargo Mackey es algo más; durante el tiempo que lleva moviéndose por las calles del (ficticio) distrito de Farmington, ha construido una red de influencias que le han convertido en el capo del barrio, que saca una buena tajada de la venta de drogas y todo tipo de trapicheos. Una situación que queda asentada en la conclusión del episodio piloto en uno de esos momentos ¡joer, qué fuerte!, la guinda del pastel que supone la definición inicial del personaje. En una redada, Mackey ajusticia con el arma de un camello muerto a un compañero del Equipo de Asalto que estaba colaborando con Aceveda para denunciarlo. Un puntazo observar al protagonista de una serie comportarse con esta impunidad y que no termine pagando las consecuencias.

Y Aceveda, su contrapunto, es un policía hispano que ha sudado tinta para alcanzar su posición como capitán de la comisaría del distrito más duro de Los Ángeles y que busca erradicar el crimen de las calles y la corrupción del cuerpo de policía.

Reparto de The Shield desde la Wikipedia

Pero lo interesante no está en este punto de partida, bastante manido, sino en los terrenos morales por los que avanza la serie en los que se desarrolla la “confrontación”, una zona gris que se extiende y extiende hasta tocar al propio espectador. Porque Mackey, además de un hijo de puta egoísta y pendenciero y un hacha a la hora de mantener su status quo, es un padre de familia preocupado porque las cosas funcionen un casa, un policía efectivo a la hora de realizar su trabajo y, por encima de todo, el escudo que defiende a su familia, sus protegidos, sus compañeros (tal y como él entiende qué es un compañero) y a los ciudadanos de los “lobos” que les acechan. El único capaz de sacar una confesión contrarreloj a un pedófilo que ha secuestrado a una niña y que no suelta prenda. El único con los contactos necesarios para descubrir quién está vendiendo una partida de droga adulterada que mata a todo aquél que la prueba.

Mientras, Aceveda no duda en usar su cargo como trampolín para una carrera política que le lleve, primero, al ayuntamiento de la ciudad y, después,… quien sabe. Un hombre con buen corazón pero con una vena trepa que le predispone a sacrificar, si es necesario, a varios de sus hombres con tal de coger a Mackey.

En medio quedan el resto de personajes, un grupo heterogéneo mejor o peor tramado, más o menos original, que muchas veces parecen meros medios que Mackey y Aceveda usan para lograr sus fines. Entre ellos destacan Shane Vendrel, el compañero del Equipo de Asalto más próximo a Mackey, un redneck urbano desquiciado y completamente gobernado por sus instintos; y “Dutch” Wagenbach, el detective honrado y cumplidor, sin vida personal después de un divorcio, entregado por completo a su trabajo y obsesionado con conseguir y resolver un gran caso.

Mackey en acciónReconozco que cuando la trama se aleja de los personajes de Mackey y de Aceveda, pierde fuelle al caer en estereotipos como las guerras de bandas, la lucha contra el mundo de la droga, los problemas derivados de su consumo… los terrenos habituales de las series de policías a las que estamos habituados. Gana enteros cuando toca asuntos como el desarraigo de los adolescentes, la desestructuración asociada a la inmigración, la lacra de la pedofilia y la prostitución infantil o la homofobia y el rechazo de la propia condición sexual.

Ya tengo por aquí la segunda temporada. Trece episodios más que espero ver en breve para comprobar por dónde evoluciona y cómo consiguen mantener a un tío como Mackey todas estas temporadas en la cuerda floja. Cómo cuestiona las simpatías del espectador, y cómo éste valora a los personajes y los medios de los que están dispuestos a valerse para conseguir sus objetivos.

Desde luego la serie ha sido un éxito bastante importante porque ahora mismo se está rodando la séptima temporada que, parece, será la última.

Nota: Agradecer una vez más a Julián (y van…) la recomendación que me hizo sobre esta serie.

Nota2: El lunes comenzamos el curso y a toda la movida típica de los primeros días y nuestra situación laboral-urbanística, se suma el hecho que vuelvo a ser jefe de estudios. Trabajo, trabajo, trabajo. A ver cómo sobrevive el Aburreovejas

Esta entrada fue publicada en Cine y TV y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a The Shield (1ª temporada)

  1. José Ramón Vázquez dijo:

    Yo estoy ahora mismo enfrascado con la tercera temporada y las cosas van a mejor. Me parece de las mejores series que he visto aunque difiero un poco con los personajes “secundarios”: salvo el resto de compañeros del Equipo de Asalto, que están bastante desdibujados en la primera temporada el resto de los policías de la “Cuadra” me parecen excelentes personajes, y aunque pierde fuelle según avanza la serie, Julian es un eje de la primera temporada.

  2. Hola Nacho,

    Yo estoy al día muriendo porque saquen la continuacion en USA o francia de la última temporada. La verdad es que esta serie trasciende a todo lo anterior.

    En las siguientes temporadas os aseguro que los secundarios toman fuerza, muchisima fuerza. La historia se complica, se retuerce y no imagino como acabará… o si, no se.

    Pero lo que si se es que se trata de algo muy grande… HBO ha dado de nuevo en el clavo. Recomiendo al que le guste otra maravilla de esta cadena llamada Oz. Y tambien de paso Wired.

    Saludos

  3. nemes dijo:

    Pues estas de enhorabuena…yo voy por la tercera temporada y lo unico que puedo decirte es que a medida que discurre la serie, esta mejora…

  4. Nacho dijo:

    Cierto, José Ramón. Me olvidé de Julian, con el que se han acercado a la problemática homosexual en EE.UU. (increíble cómo “termina” el asunto) y el de los soplones dentro del cuerpo de policía, un tanto más convencional pero muy bien llevado. Me refería más bien a la compañera de “Dutch” (soy horrible para los nombres) o Danny, que quedan un tanto desdibujados. Se empiezan a perfilar pero no se afinan tanto, supongo que porque son sólo 13 episodios y tampoco había mucho sitio para más.

    Después de vuestras palabras, estoy todavía más animado… aunque “The Shield” tendrá que esperar a que termine con la segunda temporada de “Perdidos”. Sí, voy así de retrasado, pero el tiempo da para lo que da y tengo que seleccionar mucho las series que sigo, que si no después leo todavía menos 🙂

    Des, me apunto lo de “Oz” y “Wired”. Aunque creo que “The Shield” no es de HBO sino de FX Networks 😉

    Por cierto, ¿alguien ha visto la segunda temporada de “Pasión de legio…” digo “Roma”? ¿Qué tal?

  5. Des, me apunto lo de “Oz” y “Wired”. Aunque creo que “The Shield” no es de HBO sino de FX Networks

    Ciertisimo, perdon, me he emocionado…

    Pero no te / os las pierdas / perdais 😀

  6. Aquiles dijo:

    la vi completa y realmente es para decir que the shield es la mejor serie de television norteamericana que ha existido en la historia . de hecho el director de la serie ha pensado seriamente en hacer una pelicula pero eso esta en veremos.

Los comentarios están cerrados.