Bibliópolis primera mitad de 2005

Esta semana recibí un correo de parte de Bibliópolis para renovar mi suscripción a la colección, con el listado de los ocho libros que se van a publicar entre Marzo y Junio de este año. Esta modalidad de compra que pone en práctica la editorial regentada por Luis G. Prado es sumamente atractiva. Dependiendo de los intereses como lector se puede elegir entre suscribirse a todos o decantarse exclusivamente por cuatra de ellos, con unas rebajas de precio sustanciales. En el primer caso los ocho volúmenes saldrían por 120 € (además de conseguir como regalo la primera entrega de Jabberwock, un anuario teórico que recogerá ensayos y críticas), y en el segundo por 60€.

La lista es la siguiente

25. Cismatrix, de Bruce Sterling
La gran novela de culto de uno de los padres del ciberpunk. Una guerra fría hace estragos en el espacio circunsolar: los formistas, expertos en manipulación genética, conspiran desde el Consejo Anillo de Saturno, mientras los mecanistas, ciborgs repletos de implantes, prosperan en el Cinturón de Asteroides.
Fecha prevista de edición: marzo de 2005

26. Fénix exultante (La edad de oro, Libro II), de John C. Wright
Por su crimen, Faetón ha sido exiliado de la Ecumene Dorada. Desprovisto de todas sus posesiones, su única esperanza es alcanzar la ciudad de Talaimannar, donde puede hallar la clave que le devuelva a los mandos de su gigantesca nave estelar, la Fénix Exultante.
Fecha prevista de edición: abril de 2005

27. Arpista en el viento (Juego de Enigmas, Libro III), de Patricia A. McKillip
Premio Locus 1980. Se acerca el final de la partida iniciada en Maestro de enigmas. Tras reencontrarse por fin con Raederle en Anuin, Morgon, el Portador de Estrellas, invoca al ejército de los reyes muertos de An para ponerlos al servicio de la protección de Hed, su patria. Mientras, los hechiceros liberados de su esclavitud de siglos convergen en Lungold para desafiar al usurpador del trono del Supremo.
Fecha prevista de edición: abril de 2005

28. Sherlock Holmes y las huellas del poeta, de Rodolfo Martínez
En plena Guerra Civil española, el genial detective Sherlock Holmes sale de su retiro para ponerse al frente de la búsqueda de un increíble artefacto de poder por cuya posesión luchan diversas facciones: el Necronomicon, grimorio infernal escrito por el poeta loco Abdul Alhazred.
Fecha prevista de edición: mayo de 2005

29. La trascendencia dorada (La edad de oro, Libro III), de John C. Wright
Última entrega de la trilogía de La edad de oro, la mayor saga futurista del momento, en la que Faetón, Dafne y Atkins se enfrentan en las mismísimas entrañas del Sol a los misteriosos agentes que buscan la perdición de la Ecumene Dorada, una utopía hecha realidad.
Fecha prevista de edición: mayo de 2005

30. Bautismo de fuego (Saga de Geralt de Rivia, Libro V), de Andrzej Sapkowski
Quinto volumen de la saga de fantasía épica que ha conmovido los cimientos del género. Geralt, Jaskier y compañía marchan hacia el sur en busca de Ciri, cruzando el territorio devastado por la guerra, donde será cada vez más difícil distinguir a los amigos de los enemigos.
Fecha prevista de edición: junio de 2005

31. Nocturnos de Viriconium (Viriconium, Libro III), de M. John Harrison
Tercer y último volumen de la clásica secuencia de Viriconium, la ciudad definitiva al final del tiempo. Incluye varios relatos ambientados en las diversas versiones de Viriconium y una novela, «En Viriconium», galardonada con el premio Guardian.
Fecha prevista de edición: junio de 2005

32. La verdadera guerra de los mundos, de Joao Barreiros
Algún tiempo después de los sucesos de La guerra de los mundos de H.G. Wells, con los marcianos ya muertos y la tecnología que dejaron tras ellos convenientemente asimilada, los terrícolas la aprovechan para organizar una expedición de castigo a Marte.
Fecha prevista de edición: junio de 2005

La selección es variada. Aparte de la quinta entrega de la imprescindible serie de Geralt de Rivia; la sorpresa que supone el nuevo pastiche de Sherlock Holmes de Rodolfo Martínez; el enigma que se oculta detrás de La verdadera guerra de los mundos, del desconocido Joao Barreiros; la culminación del pasaje de Viriconium de M. John Harrison; la conclusión de la aburrida Juego de enigmas; o el final de la llamativa (aunque todavía no he leído el primer volumen) serie de John C. Wright iniciada en La edad de oro; hay un libro que me llama la atención por encima de todos. Cismatrix, de Bruce Sterling (con una preciosa portada de un Alejandro Terán en continua evolución).

Hace unos doce años, en los últimos momentos como editorial de Ultramar, publicó un libro de relatos: Cristal Express. Yo venía de la decepción que supuso Islas en la red, una historia puro cyberpunk que, a pesar de glosar en un mismo libro todo lo que esta temática ofrece y desarrollar decenas de situaciones presuntamente moviditas, se me hizo mortalmente aburrida. Era como un parque de atracciones con decenas de montañas rusas de todos los tipos en las que no se sobrepasasen los 30 Km/h (al menos así queda en mi recuerdo). Sin embargo la colección de cuentos era harina de otro costal. Había piezas delicadamente humanas sobre lo que supone el cambio, como el melancólico «Flores de Edo» o «Cena en Audoghast». Pero las que realmente me cautivaron fueron los cuatro o cinco cuentos de ciencia ficción «dura» que abrían la selección y que estaban enclavados en un universo muy particular: el conocido como formador/mecanicista. En estas historias se postulaba un posthumanismo surgido de la excisión de la humanidad en dos ramas; una más apegada a la parte tecnológica, que utiliza todo tipo de herramientas y artilugios implantados para potenciar sus capacidades (cyborgs), y otra más biológica, que usa para conseguir el mismo fin la ingeniería genética, a un nivel ahora mismo impensable.

Bibliópolis nos trae después de veinte años la novela que salió a partir de este concepto, y que Alfonso García, fonz, ha descrito como

influyente novela fundamental para entender mucha de la cifi reciente (sobre todo el Space Opera moderno)

Gustándome como me gusta el space opera, y teniendo el recuerdo que tengo de los relatos (especialmente de los impactantes «Enjambre» y «Rosa araña»), es una de mis opciones para la suscripción.

No obstante la traducción no se salva de una nimia polémica debido al cambio de nomenclatura. Ya no es formador/mecanicista, sino formista/mecanista. Una alteración que no deja de ser circunstancial pero que resulta molesta; la anterior denominación era igual de buena y ya estaba bastante asentada. Ligera molestia que también surge al descubrir que no se ha optado por la edición de Schismatrix Plus, que recopilaba la novela y los cuentos, cosa que sí se ha hecho con los libros de Viriconium, que además de las novelas incluyen los relatos de la colección Viriconium Nights. Por un lado se entiende; Sterling no es un autor superventas y el libro habría salido pelín voluminoso, incluyendo un precio de aúpa. Por otro rompe esa filosofía de Bibliópolis de ofrecer la edición definitiva sobre la obra en cuestión. Los lectores interesados me temo que tendrán que seguir recurriendo a la edición pirata de Ultramar para hacerse con ellos.

¿Cuáles son mis otras elecciones? El libro de Sherlock Holmes, que espero esté a la altura de la anterior entrega, y los dos de John C. Wright. Quizás sea un tanto «alocado» lanzarse sin haber leído todavía la primera parte (no son novelas precisamente fáciles), pero el relato que aparecía en Semillas de tiempo y los comentarios que voy leyendo por ahí me hacen ser confiado. Total, es ciencia ficción «total», y como lector siempre estoy a la caza de otro Hyperion, otro Neverness u otra historia a lo Cultura de Iain M. Banks.

Esta entrada fue publicada en En capilla y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

1 respuesta a Bibliópolis primera mitad de 2005

  1. fonz dijo:

    Islas en la red es curioso…, la primera vez que la leí me crispó su insoportable protagonista, la «inolvidable» Laura Webster (creo que fue Juanma Santiago el que se dio el gustazo de cargársela en un cuento publicado en Gigamesh). Pero la segunda vez que la leí me lo tomé todo como si Sterling la hubiera escrito en plan irónico (que creo era su intención) y me gustó, es una especie de Un mundo feliz con corporaciones de un final negrísimo. Pero entiendo que aburra, es que Sterling en novela es un poco coñazo, tiene ideas muy buenas como en El fuego sagrado pero la caga en los desarrollos. Para decir que lo más entretenido que he leído de él (aparte de Schismatrix ha sido La caza del hacker al nivel de todo un In the beguinning was the command line de Stephenson. Eso sí, ya parece arqueología lo que cuenta…

    Schismatrix es su mejor novela de largo, aunque sea sólo por la idea del posthumanismo, que es una idea fundamental en la Space Opera moerna. O los Investors, que supusieron un enfoque totalmente nuevo de los alienígenas. Quizá haya un problema con este libro y es que llega demasiado tarde, ya todas sus innovaciones las conocemos.

    Pero a mí me gustó mucho, me la leí de un tirón en un viaje en tren; tiene momentos espectaculares como los piratas espaciales o el asteroide, quizá adolece de algún bajón de ritmo, por eso, que Sterling no aguanta con una novela. No esperéis la contundencia de «Rosa Araña» o «Enjambre», no es tan absolutamente redonda pero sí muy estimable. Para mí que a lo mejor Gibson le cedió alguna idea de la space opera que tenía pensado escribir después de Neuromante pero que no llevó a cabo (ah, el sucio dinero).

Los comentarios están cerrados.